Nacional
#Opinión “Runrunes” por Nelson Bocaranda
Nacional

ALTO
0800 SINSALUD:

Resumo un largo diálogo con dos de mis fuentes expertas y ¿aún rojitas?. Son dos solventes y competentes profesionales de la medicina: “…Una pésima interpretación de nuestro ideario ideológico nos lleva hoy a ser patria excluida para el mundo de las grandes farmacéuticas del globo. No importa si es suiza, alemana, francesa, americana, italiana o de cualquier otro país. Ellas son realidades globales, no son representantes de nacionalidad alguna, ni de una inventada guerra económica. Primero, pensamos que si no le pagábamos una pequeña deuda las poníamos de rodilla. Año tras año, ese compromiso fue creciendo y hoy es una “monstruosidad de deuda”. Y no pusimos de rodilla a nadie. Esa deuda gira alrededor de los 6 mil 500 millones de dólares. Es deuda real “y de mucho real que se lo robaron”. Estas farmacéuticas son todas empresas públicas, cotizan en bolsas del mundo y deben operar de manera transparente y muy supervisada. Exigen a los gerentes regionales ir a sus casas matrices a rendir informes. Cuando un país pequeño como nosotros no cancela sus compromisos a una instancia global como ellas, quien de verdad se afecta es la población servida, que de inmediato deja de recibir el bien o servicio. Insistir en lo ideológico incrementará aún más la actual crítica situación que vivimos médicos y pacientes, especialmente niños, tercera edad y casos críticos. Si se nos están muriendo pacientes en clínicas de alto desempeño por falta de medicamentos o de equipos, imagínate cómo será en los hospitales públicos. Es una verdad que la ministra Luisana Melo debería reconocer. “No lo hace pues ella tiene años despotricando contra la medicina privada. Esta cretina ha manejado hasta colectivos para pintarrajear las fachadas de las clínicas por varios años. Es parte del clan de Cilia y se siente guapa y apoyada. Ahora persigue a los médicos en los hospitales públicos para montar culpables de sus propias fallas”. Para colmos, por instrucciones de Nicolás el verdadero y gran jefe del sector salud es Jorge Arreaza, responsable final y anónimo de determinar a quién y a quién no se le paga. La ministro Melo es hoy una ficha del equipo de Arreaza y su principal responsabilidad es cuidar, mantener y vigilar los acuerdos que en materia de salud le permiten a Cuba tercerizar la gran mayoría de medicamentos y equipos que llegan para nuestros hospitales. Luisana Melo no tiene poder de decisión alguna sobre la deuda que mantiene en jaque a la salud de los venezolanos. Tan es así que al propio Miguel Pérez Abad, por muy súper vicepresidente que sea, recibió instrucciones de no inmiscuirse en la deuda del sector salud. Esa es una materia de exclusiva competencia de Jorge Arreaza. Para este actor clave dentro de nosotros la prioridad es Cuba. Y como lo comprueba la realidad, estamos equivocados…”.

MEDIO
¡AY PAPAÍTO!:

El diario digital español Público.es hizo un reporte con la firma de la periodista Patricia López sobre la investigación que se estaría haciendo desde el gobierno español en torno a las fuentes de financiamiento del partido Podemos creado por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero y financiado desde diversas fuentes por el gobierno de Chávez y de Maduro. Indican que desde hace una semana agentes dependientes de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía, dirigida por el comisario Eugenio Pino, y que forman parte de una “unidad de inteligencia” no oficializada dentro del cuerpo, están en Venezuela junto con agentes estadounidenses investigando la supuesta relación entre el tráfico de drogas a escala internacional, el Gobierno de Nicolás Maduro y la financiación de Podemos. Al mismo tiempo, en España se encuentra un presunto confidente de la agencia norteamericana contra el tráfico de drogas (DEA) al que la Policía protege, aseguran a Público fuentes policiales, y de cuya información se estarían valiendo el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy para guiar su investigación contra la formación morada, encargada directamente desde el Ministerio del Interior a la cúpula de la Policía. Además, después de que la Asamblea Nacional venezolana crease una subcomisión de investigación para indagar sobre la financiación de Podemos y las supuestas relaciones con ETA del Gobierno de Nicolás Maduro hay más razón.. Lo cierto es que los “chuletas” de Podemos siguen chupando desde el BCV, con un asesor permanente sobre la moneda Sucre, y del Celag, instrumento montado por el actual asesor de Maduro y asistente al gabinete ministerial venezolano Alfredo Serrano Mancilla. Los “éxitos de la robolución militar-cívica” en 17 años tienen sus padrinos españoles…

BAJO
¿PATENTE DE CORSO?:

Ayer el general Rangel Gómez decía en “Vladimir a la 1? por Globovisión que “es un pecado hablar mal de la primera dama del estado Bolívar”, su esposa. Parece que lo que sí es un pecado, judicial, policial y de sicariato es hablar mal de la corrupción, las mafias y los asesinatos en el estado a su cargo y principalmente de las empresas rojas de Guayana. Lo que quieren hacer cerrando El Correo del Caroní y encarcelando a David Natera, su director, repugna y se debe enfrentar desde todos los medios libres. Hay que defender el periodismo de investigación. Hay mucho material virgen. El gobierno de Bolívar no aguanta una radiografía de Transparencia Internacional o del Observatorio de la Violencia. ¿Quien le pone el cascabel al gato?…