Nacional
Oposición sigue firme con revocatorio y Maduro insiste en diálogo
Nacional

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática se mantuvo firme en que el referendo para revocar el mandato del jefe de Estado Nicolás Maduro es una ruta inamovible, mientras que el gobernante insistió en pedir diálogo con sus adversarios con el apoyo de figuras internacionales.

 

La plataforma opositora MUD, que para había previsto una movilización con los ciudadanos cuyas firmas en apoyo para la activación del revocatorio fueron anuladas por el Poder Electoral, decidió que esta jornada sería para anunciar que se prepara para una posible sentencia del Supremo que podría anular el referendo.

 

Esta posibilidad fue alertada por la oposición después de que el lunes pasado el chavismo introdujera una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por el supuesto fraude que asegura se está haciendo con los requisitos para el revocatorio tras la anulación de más de 600.000 firmas del paquete de 1,8 millones entregadas.

 

La diputada Delsa Solórzano, que este jueves habló como portavoz de la MUD, dijo que la plataforma realizará reuniones con distintos sectores del país, “con los estudiantes, la Iglesia, con la comunidad internacional, con los transportistas” para estar atentos y preparados “para cualquier contingencia”.

 

La parlamentaria advirtió que de dictarse una sentencia en contra del referendo presidencial, la MUD “daría una respuesta proporcional” a una decisión de esa magnitud y que “el camino de la paz y de la democracia” está “únicamente” en manos “de los miembros de la Sala Constitucional”, que debe decidir sobre este tema.

Además reiteró que el revocatorio “tiene necesariamente que hacerse a más tardar en la primera semana de noviembre de este año”.
Mientras tanto, el proceso para activar el referendo continúa, esta semana centrado en una fase que a última hora lanzó el Consejo Nacional Electoral (CNE) para que quienes quieren excluir su firma para pedir un revocatorio lo hagan.
El alcalde opositor del municipio caraqueño de Sucre, Carlos Ocariz, informó, como portavoz de la MUD, que “hasta ahora” el número de personas que ha eliminado su firma es de 1.200 personas de un total de 1.350.000 que han sido aprobadas para pasar a la etapa de validación que se inicia el próximo lunes.

 

Mientras tanto, el jefe de Estado invitó nuevamente a la oposición, que asegura es liderada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN,Parlamento), Henry Ramos Allup, para que se siente a dialogar con el oficialismo “por la paz de Venezuela“.

 

“Señor Henry Ramos Allup te reitero frente a estas cámaras, vamos a hablar usted como jefe de aquel bando y yo como jefe de un país, de un pueblo, y todo esto lo hago porque quiero la paz y la paz se logra con palabra, con diálogo, con buenos gestos”, dijo.

 

Dijo que habla a nombre de la comisión internacional a la que convocó para promover un diálogo en Venezuela integrada por el ex presidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) con el apoyo de la Unasur.

 

El llamado de Maduro se realiza un día después de que el Supremo ordenara a la directiva del Parlamento “abstenerse de pretender dirigir las relaciones exteriores” del país o desplegar acciones que, aseguró, son atribuciones del Ejecutivo.

 

“Hace 48 horas salió una decisión del TSJ ante la demanda que interpuse para que se estableciera y se dirimiera el conflicto de poderes entre la Asamblea Nacional y el Poder Ejecutivo y se estableciera el delito de usurpación de funciones por parte de la directiva de la Asamblea”, dijo hoy Maduro.

 

El presidente señaló que el hecho de que la demanda diga que hay una “controversia constitucional” significa que habrá un “juicio histórico” sobre este tema y pidió que este sea “un juicio público” y “en cadena nacional”.

 

El dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles, reiteró hoy, por su parte, que no está de acuerdo con un diálogo que, asegura, quiere retrasar la activación del revocatorio y apuntó que tampoco confía en la comisión internacional de expresidentes por el hecho de que Maduro está “muy contento” con esos mediadores.

 

Además, comentó que Rodríguez Zapatero, supuestamente le habría dicho que no le gusta la figura del referendo revocatorio porque no forma parte de una “democracia moderna”.

 

“Al presidente Rodríguez Zapatero no le gusta el revocatorio, pero este no es un tema de si le gusta o no le gusta, eso es como si yo diga que no me gusta la monarquía”, dijo Capriles. EFE