Nacional
Ortega Díaz asegura que no es cierto que fiscales no sean independientes
Nacional

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, aseguró hoy que no es cierto que los fiscales venezolanos no sean independientes y dijo que está “alarmada” por la falta de conocimiento del país por parte de la relatora especial de la ONU es y fiscales, Gabriela Knaul.

“No es cierto que en Venezuela los fiscales no tengan independencia”, indicó Ortega en su programa en la emisora Unión Radio al responder a Knaul, relatora especial de la ONU sobre la independencia de jueces y fiscales.

Knaul dijo esta semana que está “muy preocupada” por la falta de independencia de los magistrados y los fiscales en el país.

“Ella está alarmada por la falta de independencia de los fiscales en Venezuela, bueno señora, yo estoy alarmada por la falta de información suya, usted no tiene conocimiento”, afirmó Ortega.

Knaul indicó el miércoles que tenía una “gran inquietud por la interferencia del poder político en el poder judicial y el incremento de los incidentes que vulneran los derechos humanos de los jueces y fiscales venezolanos”.

Destacó que existen varios problemas en el sistema judicial venezolano, pero que uno de los más importantes es el hecho de que la inmensa mayoría de los jueces y fiscales tienen cargos temporales, lo que les hace vulnerables a las presiones.

Ortega destacó hoy que en Venezuela existe un programa de concursos públicos con el que el Ministerio Público se nutre de fiscales, señalando incluso que en este momento hay 53 postulantes.

“Vamos a tener que mandar esta información a la señora Gabriela Knaul para que vea los concursos que se han abierto en el Ministerio Público para dar estabilidad a los fiscales”, dijo.

La oposición ha denunciado reiteradamente la falta de independencia de los poderes del Estado y la injerencia del Ejecutivo en las decisiones de los magistrados y fiscales por los habituales llamamientos que se hace desde el Gobierno a la Fiscalía y la Justicia para emprender acciones en determinados casos. EFE