Nacional
OVCS: Erráticas políticas económicas relegan a la fuerza laboral venezolana a la improductividad
Nacional

El Observatorio de Conflictividad Social prevé un 2016 difícil para la fuerza laboral venezolana, una población de 14 millones.

Los indicadores económicos y la exigencia de los trabajadores es parte de lo que resumen en el informe anual sobre manifestaciones laborales en 2015, oficializado este lunes por la organización no gubernamental, y que en concreto dibuja este período como el más difícil para el país.

El panorama no pinta fácil por los síntomas de colapso de la economía venezolana que se resumen en: “inflación acelerada, acentuada escasez de bienes y un diferencial cambiario descontrolado que ha llevado el valor bolívar a su punto más bajo, siendo los trabajadores uno de los más afectados al ver disminuida su calidad de vida”.

Algunas cápsulas del informe:

● Si se toman en cuenta los datos del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), para revisar esta disparidad, en diciembre de 2015 la compra de alimentos básicos significó un desembolso de 58.916 bolívares, cifra que estaba muy por debajo del salario mínimo para ese entonces (9.648 bolívares) y el bono alimentación (6.750 bolívares).

● Para el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), la recuperación de la economía solo es viable si el Gobierno es capaz de reconocer la gravedad de la crisis y convoca a empresarios y trabajadores a sentarse a dialogar y fijar un plan de acción que involucre a todos.

● La fuerza laboral del país la integran 14.006.303 de personas, de un total de 22.382.419 de personas con edad de trabajar, según el último informe de fuerza de trabajo elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en diciembre de 20153.

● En los últimos años, las mediciones del INE por rama de actividad económica y condición de ocupación han reflejado que el empleo ha estado ligado al sector terciario de la economía (servicios y comercios). Mientras que los sectores productivos (agricultura, manufactura y construcción) han experimentado una notable reducción.

● Pese a los planes y misiones para el incentivo del trabajo, hasta hace cinco meses 5.273.343 personas laboraban en el sector informal. Esto equivale a 40,7% del universo de ciudadanos que trabajaba en diciembre de 2015.

● En 18,7% se ha reducido el número de patronos. De acuerdo al INE, los empleadores privados pasaron de 468.256 en diciembre de 2014 a 380.336 patronos en igual mes del año pasado.

● En 2015 los trabajadores se mantuvieron en el primer lugar de las protestas sociales en Venezuela. 33% de las protestas contabilizadas por Observatorio de Conflictividad Social en 2015 fueron por demanda de derechos laborales. En términos numéricos se traduce en 1.910 expresiones de conflicto, de un total de 5.851 registradas el año pasado.

Para el OVCS es imperioso el diálogo social como solución a la crisis. Los trabajadores demandan ser incluidos en las tomas de decisiones, especialmente cuando se cierne sobre Venezuela la posibilidad de visita de una comisión de Organización Internacional del Trabajo (OIT) a constatar los estatutos de las quejas.

En ese sentido recomiendan que, para superar todos esos escollos, la agenda del Gobierno debería concentrarse en: reconsiderar la política económica del Ejecutivo; reactivar el aparato productivo con ayuda del sector privado; garantizar condiciones de inversión para los empresarios locales y foráneos; revisar el marco regulatorio que limita las operaciones; dar incentivos a quienes aumenten su producción y comprometer al empresariado con planes de acción social.

Correo del Caroní