Nacional
Pacientes de VIH en Zulia no tienen antirretrovirales
Nacional

Hay una falla del fármaco nevirapina desde septiembre que es consumido por 186 pacientes con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en la región. El abastecimiento del fármaco, así como de los 21 tipos de antirretrovirales (ARV) fue y sigue siendo irregular en la región, esto de acuerdo a Johan León, representante de la Organización No Gubernamental Acción Zuliana por la Vida.

Por:  La Verdad.

El tratamiento de los infectados, necesidades y derechos es un tema del que pocos hablan, mientras que en la clandestinidad hay siete mil pacientes que esperan por la llegada puntual de los lotes de medicinas. León comentó que entre las inconsistencias resaltan la ausencia mensual de uno o dos fármacos, cuando la mayoría se combinan y al faltar uno, los médicos no pueden entregar el tratamiento completo. Eso genera que algunos pacientes estén desmejorando su condición por no cumplir con los protocolos, sumando a la mala alimentación que los aqueja.

León aseguró que extraoficialmente fueron informados que el nevirapina dejará de existir en el país ya que el Ministerio de Salud dejará de adquirirlo a través de un convenio con Cuba. Los médicos empezarán a cambiar el tratamiento y los pacientes exteriorizan su preocupación: los cambios frecuentes en los medicamentos van en contra de su estabilidad inmunológica.

Sexo sin control

El aumento de los pacientes con VIH preocupa a las organizaciones ya que se evidencia falta de educación sexual. Cecilia Bernardoni, presidenta de la Fundación Innocens, indicó que atienden a mujeres embarazadas y niños, pero las madres con frecuencia tienen edad entre los 12 y 19 años.

Promueven proyectos sobre la prevención ya que el 90 por ciento de las transmisiones se generan con contacto sexual. Se dedican a visitar instituciones públicas zulianas y al encuestar a los adolescentes en bachillerato determinaron que el 99 por ciento ya mantenía relaciones sexuales.

El aumento de sexo y fallas en los programas de educación a corto plazo se traducen en aumento de los niños infectados en la consulta de la fundación. Las organizaciones claman por atención de las instituciones regionales y nacionales porque a criterio de Johan León: “El programa de VIH-Sida es uno de los más abandonados”.