Nacional
Pago del cestaticket en efectivo agravará la escasez de billetes
Nacional

Los bancos deberán contar con más efectivo en momentos en que aún no existen suficientes piezas para sustituir al billete de Bs 100

Publicado en: Dinero

Por: Víctor Salmerón

El primero de mayo el presidente de la República, Nicolás Maduro, publicó en Gaceta Oficial el decreto 2.833 que otorga a las empresas un plazo de treinta días para que comiencen a pagar a los trabajadores el bono de alimentación, que actualmente es de 135 mil bolívares mensuales, “en efectivo o mediante abono en su cuenta de nómina”.

Hasta ahora el bono de alimentación se cancelaba a través de tarjetas electrónicas, pero al introducir esta modificación, aumentará la cantidad de trabajadores que a fin de mes acudirán a los bancos a retirar efectivo a través de los cajeros automáticos o las agencias. El inconveniente, es que no hay suficientes billetes.

La inflación evaporó la capacidad de compra de los billetes de 100 bolívares (hasta hace poco el de mayor denominación) y por tanto los venezolanos necesitan más de veinte piezas para comprar un refresco, lo que ha generado escasez de efectivo. El Banco Central con un enorme retraso se dispone a remediar el desajuste a través de la emisión de piezas de mayor denominación, concretamente de 500, 1.000, 2.000. 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares, pero el proceso marcha a paso lento.

El pasado 11 de diciembre el presidente de la república, Nicolás Maduro, afirmó: “En uso de mis facultades constitucionales y a través del Decreto de Emergencia Económica, he decidido sacar de circulación los billetes de cien bolívares en las próximas 72 horas”. No obstante, desde aquel día han sido necesarias seis prórrogas y si bien continúa vigente el plazo que vence el próximo 20 de abril, es probable una nueva postergación.

Las cifras oficiales registran que al cierre de abril aún estaban en circulación 6.369,5 millones de piezas de billetes de 100 bolívares, que representan 44% del dinero en efectivo, es decir, la cantidad de piezas de mayor denominación sigue siendo insuficiente.

Sigue emitiendo
En abril el Banco Central de Venezuela puso a circular 1,6 millones de nuevas piezas de billetes de cien y en total en los primeros cuatro meses del año ha introducido 104,4 millones, algo que marcha en dirección contraria a la eliminación del billete.

Todo apunta a que ante la lentitud en la puesta en circulación de los nuevos billetes, el Banco Central prefiere que sigan existiendo piezas de cien bolívares para evitar que se paralicen las transacciones en efectivo.

Un aspecto importante es que en abril prácticamente el BCV no puso en circulación nuevas piezas de los billetes de mayor denominación, lo que apunta a que el proceso sufrió contratiempos. Las estadísticas indican que solo inyectó 0,1 millones de piezas de 500 bolívares.

Fuentes bancarias señalan que la decisión del Gobierno de cambiar el método de pago del bono de alimentación marcha a contravía con el acuerdo de aumentar los medios de pago electrónicos. Todo indica que la decisión del Gobierno obedece a que las cajas de alimentos a precios subsidiados que distribuyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) no pueden ser pagadas a través de tarjetas electrónicas.

Los cajeros

La demanda de efectivo aumentará en momentos en que el sistema financiero ha recortado de manera importante la cantidad de cajeros automáticos y la red de agencias.

Las restricciones para obtener divisas se traducen en que el sistema financiero enfrenta severos inconvenientes para realizar a tiempo el mantenimiento y la ampliación del número de cajeros automáticos. Las trabas para importar repuestos y nuevas unidades deriva en un creciente número de máquinas apagadas. Cifras de la Superintendencia de Bancos registran que al cierre de diciembre de 2016 la banca tenía en funcionamiento 9 mil 909 cajeros automáticos, magnitud que representa una reducción de 1.253 respecto a los 11 mil 162 que estaban operativos en diciembre de 2015.

Aparte de los problemas para reparar e importar nuevas unidades los bancos han recortado el número de cajeros automáticos para disminuir el costo por el manejo de efectivo. Ante la tardanza del Banco Central en emitir billetes de mayor denominación los cajeros deben ser abastecidos varias veces al día lo que obliga a pagar una cantidad creciente por la distribución del dinero.

Las fusiones del Banco Industrial de Venezuela con el Banco del Tesoro y del Banco del Pueblo con el Banco Bicentenario, tuvieron un impacto mínimo. Si bien es normal que en este tipo de procesos disminuya el número de cajeros automáticos para ahorrar costos, hay que tener en cuenta que el Industrial tan solo contaba con 111 y el Banco del Pueblo 32.

Los inconvenientes no se limitan a la falta de divisas. Más allá de este tema los bancos se enfrentan a un entorno donde la inflación está disparando los costos de funcionamiento como el alquiler de inmuebles donde están las agencias, el transporte de efectivo y la nómina, que se encarece con los aumentos del salario mínimo.

Como respuesta la banca comenzó a aplicar un plan de reducción de gastos que se traduce en menos trabajadores y menos agencias. Las estadísticas de la Superintendencia de Bancos señalan que en 2016 la cantidad de personas que trabajan en la banca se redujo en 6 mil 814 al disminuir desde 80 mil 330 en 2015 hasta 73 mil 516. El recorte se traduce en una poda de 8,5% en la nómina.

Una parte importante del recorte corresponde al cierre del Banco Industrial de Venezuela, donde trabajaban 2 mil 895 personas. Si se considera que el cierre de esta entidad financiera del Estado responde a una decisión estratégica ya que el sector público cuenta con los bancos Venezuela y Bicentenario, la disminución en el número de trabajadores es de 3 mil 919, un número que continúa siendo muy importante.

El recorte de trabajadores viene acompañado con la reducción en el número de agencias. Las cifras oficiales indican que al cierre de 2016 la banca contaba con una red de 3 mil 504 oficinas, cifra que se traduce en un descenso de 147 respecto al cierre de 2015.

El cierre del Banco Industrial tiene un peso importante en este número ya que esta entidad financiera contaba con 92 agencias.

Notiminuto