Nacional
Pastrana: Venezuela no tiene “moral” para acompañar proceso de paz con FARC
Nacional

El expresidente colombiano Andrés Pastrana pidió hoy al actual mandatario, Juan Manuel Santos, que evalúe “seriamente” el papel de Venezuela en los diálogos de paz con las FARC porque considera que ese Gobierno “está inhabilitado moral y éticamente” para ejercer la función de acompañante.

Así lo expresó Pastrana en una carta enviada a Santos a propósito de la decisión del presidente de ese país, Nicolás Maduro, de cerrar el principal paso fronterizo en común y de deportar de manera sumaria a más de un millar de colombianos.

“Un facilitador sin funciones claras que ataca a los colombianos está inhabilitado moral y éticamente para participar en las negociaciones de paz de Colombia” con la guerrilla, indicó el expresidente en la misiva.

Pastrana, que gobernó Colombia entre 1998 y 2002, considera que el Gobierno de Maduro “de forma evidente y sistemática ha violado los derechos humanos fundamentales” de los más de mil colombianos que han sido deportados desde el pasado fin de semana y que esa actitud es “incompatible” con la búsqueda de la paz.

Junto a los deportados, la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas en Colombia (OCHA) estima que otros 4.260 colombianos han “retornado de forma espontánea” ante la situación en seis localidades limítrofes en las que desde el viernes rige el estado de excepción por la presencia de supuestos paramilitares colombianos, según argumentó Maduro al tomar la decisión.

“¿Acaso su ejemplo de los recientes días, expulsando compatriotas, arrasando viviendas y militarizando la frontera es una señal de sus intenciones de paz y de la imparcialidad que debe tener un facilitador?”, sostiene en la misiva Pastrana.

Por todo ello el expresidente pidió a Santos que evalúe “seriamente” el papel de Venezuela en las negociaciones con las FARC, puesto que ese Gobierno “ya no goza de la confianza de los colombianos y no otorga las garantías necesarias como partícipe activo del proceso de La Habana”.

 

 

Fuente: El Universal