Nacional
Pensionada: “Estamos cansados de aguantarle tantas humillaciones a Maduro”
Nacional

Marta Jiménez, de 69 años, es una de las pensionadas que se paró en medio de la calle Cecilio Acosta en Maracaibo a protestar por la falta de efectivo. Y es que las remesas comenzaron a agotarse en el segundo día de pago de la pensión del seguro social

Nataly Angulo | Zulia | El Pitazo

Maracaibo.– Las remesas en los bancos comenzaron a agotarse este miércoles en el segundo día del Plan Piloto para el Pago de Pensiones, que estipula el cobro de la mensualidad por terminal de número de la cédula de identidad. Algunas entidades bancarias en Maracaibo quedaron sin efectivo y otras, como el Banco Bicentenario, solo pagó 300.000 bolívares, 100.000 menos de lo que entregó ayer martes a cada pensionado en el primer día de cobro.

La molestia de las personas de la tercera edad no se hizo esperar cuando los gerentes de las entidades financieras informaban sobre la escasez del efectivo. Los pensionados que madrugaron en la oficina del Banco Del Sur trancaron la calle Cecilio Acosta con la avenida Bellas Vista en rechazo a la suspensión del pago por la falta del papel moneda.

Marta Jiménez, de 69 años, fue una de las que se paró en medio de la calle y acusó al presidente Nicolás Maduro de burlarse de los pensionados. “Hasta cuándo Maduro se burla de uno, es una pensión que nos ganamos con nuestro trabajo. Hasta cuándo se burla del pueblo mayor, ya estamos cansados de aguantarle tantas humillaciones a Maduro”.

Junto Jiménez estaba la señora Elia Contreras. “No puede ser que uno espera un mes para cobrar un sueldo, se viene sin pasajes y aquí le digan a uno que no van a pagar porque no hay efectivo. Vivimos de la triste pensión que no alcanza para nada, mientras los del Gobierno si tienen comida”, dijo la abuela de 68 años, mientras lloraba de “impotencia”.

Las molestias de los jubilados y pensionados del Instituto Venezolanos de Seguridad Social y que cobran en los Banco Bicentenario también estaban inconformes, ya que sólo cobraban 300.000 bolívares de los 854.978 bolívares que les depositaron.

“Nos están pagando ni siquiera la mitad, con eso no compramos ni medio cartón de huevos. Todo se trata de un engaño”, dijo la señora Marina Solano, de 65 años, quien reconoce que la cola es más organizada con la nueva modalidad de pago, pero denuncia que de nada sirve si no hay efectivo suficiente para pagar.

A Aurora González, quien también cobra en Bicentenario, no le conviene el pago incompleto. Ella viaja desde Paraguaipoa, municipio Guajira, hasta Maracaibo para cobrar la pensión porque en la subregión Guajira no hay una oficina del Banco Bicentenario. “Gastón 200.000 bolívares en pasaje, y si me dan 300.000 apenas me quedan 100.000, con qué voy a comer”.

El Gobierno a través de la Sudebán implementó la nueva modalidad de pago por terminal de número de cédula y juntos a las autoridades regionales acordaron ofrecer hidratación y atención médica a los abuelos, pero esa atención no se observó hoy en las entidades financiaras.