Nacional
Pérdida de conectividad impacta turismo en Nueva Esparta
Nacional

En un análisis general sobre la situación de la isla de Margarita como destino turístico, solicitado por la Cámara de Comercio, el expresidente de Conseturismo aseguró que dentro de los diversos problemas, lo que más ha afectado a la región es la caída de la conectividad aérea y marítima.

Porlamar.- La situación económica y política de Venezuela ha tenido un particular impacto en el estado Nueva Esparta, pues siendo la actividad turística primordial para esta región, se ha visto afectada porque los ciudadanos han suprimido los gastos para recreación.

Ante esta realidad, los empresarios afirman que el plan B es reforzar el A (turismo), es decir, seguir haciendo propuestas para que la isla de Margarita sea el principal destino turístico de los venezolanos, y recobre la confianza del mercado internacional.

 

El planteamiento lo hizo José Yapur, ex presidente de Conseturismo, en el marco de un análisis general del sector solicitado por la Cámara de Comercio, al que fueron convocados los periodistas de la región. Detalló que de los 220 vuelos semanales que en temporada baja recibía Margarita en el 2013, ahora hay 90 en temporada baja, y unos 110 en alta.

 

El cálculo es que con un 98% de los vuelos copados, el turismo receptivo era de unos 30 mil visitantes semanales, ocho líneas cubriendo la ruta a Margarita y conexión con 11 destinos nacionales. Actualmente, hay seis líneas con itinerario a la isla, cinco destinos nacionales y unos 115 mil visitantes.

 

Yapur no olvida que incluso, en los años 80, dos empresas hacían hasta 150 vuelos de Maiquetía a Margarita, y en la noche el aeropuerto Santiago Mariño recibía hasta 26 vuelos.

 

Multiplicidad de factores

 

El representante turístico expone al menos cuatro factores como causas para la continua caída. “La situación económica no permite que las líneas programen más vuelos, las empresas siguen funcionando por el empeño de sus propietarios pues el diferencial entre inversión y costo de boletos es muy grande”. Un estimado extraoficial, es que en cada vuelo se pierden entre 5 y 6 millones de bolívares.

 

Otra debilidad son las regulaciones. El 40% del costo de cada boleto  está destinado  a impuestos y servicios aeroportuarios, y por cada reservación se cancelan 8 dólares al sistema.

 

El otro factor es la mínima inversión en infraestructura. “Ni que más líneas aéreas quisieran venir lo pueden hacer, pues ya no hay más espacio para el despacho de vuelos. Por un tema de ganancia, las zonas comerciales dentro de los aeropuertos han tomado el espacio de las líneas y de los pasajeros, en detrimento del servicio natural de una aeroplaza”.

 

Rechazan los empresarios que las condiciones para los viajeros hayan  desmejorado tanto, pues dan cuenta que solo tres aeropuertos del país tienen los aires acondicionados en funcionamiento.

 

Propuestas

 

Partiendo de que el único plan de Margarita es el turismo,  pues todos los sectores productivos están asociados a este, y la actividad aeroportuaria es una concesión del Estado, Yapur sostiene que es preciso insistir en un acuerdo gobierno – empresas, para equilibrar las condiciones de negocio.

 

“No puede ser que solo pueda crecer la aerolínea estatal. Hay que sincerar las tarifas, modernizar los aeropuertos, pero también por supuesto que el poder adquisitivo del venezolano mejore”.

 

Advierte además, que la alternativa marítima ya tampoco complementa la oferta para el turismo receptivo, por la reducción de barcos de la naviera estatal y los altos costos de mantenimiento para las privadas.

Ana Carolina Arias/El Universal