Nacional
Polar alza la voz sobre graves dificultades en la industria del maíz
Nacional

Manuel Larrazábal, director de alimentos de Empresas Polar, especificó que el Ejecutivo es único con la potestad de importar maíz blanco por lo que depende del Gobierno para producir

El director de alimentos de Empresas Polar, Manuel Larrazábal, alzó la voz al respecto de las graves dificultades que atraviesa la producción de maíz en Venezuela siendo los principales la falta de materia prima y la ausencia de la rentabilidad.

En una entrevista en el programa Vladimir a la una por Globovisión explicó que la importación del maíz blanco está reservada exclusivamente para el Gobierno por lo que la empresa depende de este para producir.

“Con las 30 mil toneladas de maíz blanco que nos ofreció el gobierno, la compañía podrá operar al 80% de capacidad durante las próximas dos semanas”, informó Larrazábal.

El director reiteró que el Ejecutivo se niega a importar más maíz blanco y solo cuentan con lo que fue obtenido durante la cosecha nacional para la producción. Especificó que este inventario solo durará hasta mediados de enero de 2017.

Por otro lado, también detalló que el sistema de regulación de precios genera pérdidas en toda la cadena de producción y es otro elemento que disminuye la producción de maíz.

Preguntado por la razón por la que no se utiliza el maíz amarillo para producir la Harina Pan, Larrazábal explicó que el rubro es mucho más caro y ante la ley de vender el kilo a 190 bolívares, es imposible considerar producirla con maíz amarillo.

“El productor pide Bs. 650 por el maíz blanco y el sistema de regulación de precios dice que la harina debe ser vendida en 190 bolívares, lo que conlleva a que sea inviable su producción y distribución”.

Asimismo, indicó que en el país existen 27 empresas que producen 16 marcas de harina de maíz: “Polar tiene tres de esas 27 empresas y 2 de las 16 marcas y la única que se consigue es la Harina Pan”.

En lo que respecta a la propuesta que presentó la compañía en el pasado Congreso de Economía Productiva de establecer un precio de 770 bolívares para la venta del kilo de harina de maíz, Larrazábal reiteró que el gobierno ignoró la sugerencia pese a que es 70% más económica que la harina que importa el gobierno nacional y hasta 14 veces superior al precio regulado.

Por último, Larrazábal lamentó que “desde el Estado promuevan la importación, que lleva a vender el producto más caro, en vez de apoyar al productor nacional”.

Tal Cual