Nacional
Asamblea Nacional se planta ante la constituyente arropada por 18 embajadores
Nacional

El Parlamento de Venezuela, el único poder del Estado en manos de la oposición, desafió hoy a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en su primera sesión desde que este órgano se atribuyera este viernes sus competencias legislativas, a la que acudieron representantes diplomáticos de 18 países europeos y americanos.

EFE

Con su presencia -la mayor de enviados de Gobiernos extranjeros desde que distintos embajadores empezaran a mostrar su apoyo al Parlamento visitando su sede- reafirmaron el respaldo de sus países a una Cámara despojada del poco poder que ya tenía por la ANC, a la que no reconoce buena parte de la comunidad internacional.

Entre los países que tuvieron representación en el Palacio Federal Legislativo estaban, según el propio Parlamento, España, Holanda, Chile, Italia, Alemania, Austria, Argentina, Polonia, México, Francia, Reino Unido y Portugal.

La sesión sirvió para que la Cámara ratificara que, pese a la suspensión de sus facultades, seguirá operando como “único titular del poder legislativo” y frente a “la usurpación de la soberanía popular” por parte de la ANC.

Los oradores repasaron las medidas que desde la victoria por mayoría absoluta de la oposición en diciembre de 2015 han tomado el Gobierno y el Tribunal Supremo, que supusieron la anulación de la capacidad legislativa y de control de un Legislativo privado también de toda asignación económica.

Algunos de ellos denunciaron la decisión de la ANC como la culminación del proceso para sortear la voluntad popular y desmontar el único poder no alineado al presidente Nicolás Maduro que a su modo de ver está llevando a cabo el Gobierno.

Según el vicepresidente de la Cámara, Freddy Guevara, la asunción por parte de la ANC de las competencias del Parlamento tiene como objetivo burlar el control parlamentario necesario para la aprobación de nuevos acuerdos económicos internacionales que, a su juicio, permitirían a la cúpula chavista seguir enriqueciéndose.

A poca distancia, en la sede de la Cancillería, el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, había convocado por orden de Maduro al cuerpo diplomático acreditado en Caracas, ante quienes criticó las “solidaridades automáticas” de muchos países con el Parlamento y negó que dejarle sin competencias suponga su disolución.

“De manera absolutamente falaz indican que el Poder Legislativo venezolano fue disuelto por la ANC. Es el Poder Legislativo venezolano el que no reconoce a la ANC como poder plenipotenciario”, dijo Arreaza.

El canciller anunció además la inminencia de una reunión internacional sobre Venezuela a la que invitó a acudir a quienes apuestan por el “diálogo” frente a las “injerencias” y la connivencia con el “imperialismo norteamericano” de los países más críticos con Maduro.

Entre estos actores Arreaza citó varios Gobiernos de la región y figuras como el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y los exmandatarios Leonel Fernández (República Dominicana) y Omar Torrijos (Panamá), que han participado como mediadores en pasadas negociaciones entre Maduro y la oposición.

La cumbre adelantada por el ministro -de la que no dio detalles- fue propuesta por Maduro en la reunión de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) celebrada el 8 de agosto en Caracas.

Esta plataforma de países de izquierdas mostró su respaldo a la ANC frente al aislamiento de Venezuela en el continente, donde 12 países -entre ellos los más potentes de Latinoamérica- insistieron este viernes en que no reconocen una ANC que en su opinión encamina el país a una “dictadura”.

El sábado dejó también nuevos anuncios de la Comisión de la Verdad, creada por la ANC para juzgar los recientes hechos de “violencia política” y que amenaza con llevar a la cárcel a los líderes opositores que convocaron manifestaciones contra Maduro.

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, reveló que la comisión que también encabeza ha elaborado “un listado para clasificar” a todos los detenidos en las protestas en función de “la gravedad de los delitos cometidos”, para determinar después las “medidas específicas de tratamiento” que se aplique a cada uno de ellos.

La comisión prestará especial atención a “los jóvenes” implicados en los disturbios, a quienes Maduro animó ayer a unirse a los planes “educativos, culturales” del Gobierno bolivariano para apartarse de la violencia a la que, según el oficialismo, fueron “captados” por la oposición. EFE