Nacional
Primera diputada transgénero de Venezuela avizora un trabajo arduo
Nacional

Tamara Adrián, recién elegida legisladora de la oposición, está muy consciente de que los chavistas en la Asamblea Nacional le pondrán todo tipo de obstáculos, ideológicamente y también a nivel personal. Adrián es la primera funcionara transgénero elegida en la historia de América Latina, más aún en Venezuela, un país socialmente muy conservador. Adrián ganó su escaño como candidata de Voluntad Popular, partido que dirige el encarcelado líder político Leopoldo López.

En menos de un mes, Adrián se incorporará a la Asamblea Nacional, donde durante 16 años los socialistas aprobaron frenéticamente una ley tras otra para dar a Hugo Chávez y Nicolás Maduro amplios poderes en forma de decretos presidenciales. También modificaron la Constitución varias veces para allanar el camino para que ambos líderes se mantuvieran en el poder indefinidamente. En un ejemplo de estas posturas, un grupo de artistas gubernamentales pintaron en gran tamaño los ojos de Chávez en el techo de la Asamblea.

Echar abajo esta inquietante y molesta mirada de Chávez, y todo lo que significa, es la prioridad de Adrián. Durante 16 años el gobierno ha controlado el flujo de información a través de la Asamblea Nacional Televisión (ANTV), que transmite las reuniones del Parlamento venezolano. Este canal se ha convertido en una herramienta de propaganda del gobierno, mientras la oposición era una minoría, incluso a veces sin presencia alguna. Entre el 2005 y el 2010, la oposición se negó a ser parte del sistema político establecido por Chávez.

“Nadie miraba ese canal, pero ahora pudiera ser la mejor televisión del país”, dijo Adrián en una amplia entrevista con el Nuevo Herald en sus oficina, ubicada en la zona de Altamira, en Caracas.

Adrián espera que la gente vea los enfrentamientos legislativos entre los chavistas y los partidos de oposición. Lo que es más, Adrián está entusiasmada con la perspectiva de que los electores sean testigos de cualquier práctica antidemocrática que el partido de Maduro pudiera intentar.

Siga leyendo aquí