Nacional
Privadas de libertad 35 personas que iban a marcha en Montalbán
Nacional

Elenis Rodríguez, presidenta de la organización Fundando Derechos Civiles y Equidad (Fundeci), denunció el intento de violación a una de las detenidas.
Caracas.- El grupo de personas detenidas en un autobús Transchacao el pasado 3 de junio fue presentado ante el tribunal 13 de control ordinario este martes, donde el Ministerio Publico decidió privar de libertad a ocho personas.

El pasado sábado durante la marcha de las “ollas vacías” fueron detenidas 51 personas por el Servicio de Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) a la altura de Plaza Venezuela, cuando el autobús se trasladaba a Montalbán, punto de concentración de la manifestación opositora. Los funcionarios lanzaron bombas lacrimógenas hasta que finalmente los detuvieron.

Elenis Rodríguez, presidenta de la organización Fundando Derechos Civiles y Equidad (Fundeci) y abogada defensora de varios de los detenidos, denunció que de ese grupo no todos iban a asistir a la protesta, pues algunos utilizaron el transporte por la falta del servicio del Metro de Caracas. De los 51 ciudadanos fueron liberados los adolescentes y quedaron detenidas 38 personas, 7 mujeres y 31 hombres.

El ministro de Relaciones Exteriores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, declaró en una trasmisión en Venezolana de Televisión que fueron apresados presuntamente por intentar “generar violencia” en el municipio Libertador. Mientras que por su parte el Ministerio Público precalificó los delitos de detención de artefactos explosivos, agavillamiento y daños a la propiedad.

Las 38 personas fueron presentadas este lunes, sin embargo, la juez decidió diferir el pronunciamiento hasta el día de hoy, donde admitió la precalificación fiscal y desestimó el delito de daños a la propiedad.

Por su parte la defensa solicitó la libertad plena de los detenidos porque según Rodríguez no existen suficientes elementos de convicción para determinar y precalificar estos delitos.

De esos 38 detenidos,  a tres personas se les otorgó libertad con condición de presentación periódica: el abogado Alejandro José Matos, una señora que demostró que sufre de cáncer de mama y una joven con problemas de salud.

Quedaron 8 privados de libertad y al resto de los 27 apresados se les impuso una medida sustitutiva de libertad, la cual es una cautelar con presentación cada 90 días pero con constitución de fianza, es decir que deben presentar los recaudos de los fiadores y que el sistema burocrático de los tribunales verifique los requisitos para que le otorguen la libertad plena, mientras tanto seguirán presos.

“Eso se tarda hasta más que el lapso legal que se va a tomar el Ministerio Público para acusar o no a los que quedaron privados de libertad, que son 45 días”, declaró a El Universal la abogada Elenis Rodríguez sobre el proceso de verificación de fiadores.

Denuncias de intentos de abuso sexual y tratos crueles

Una vez culminada la audiencia, las siete mujeres denunciaron ante la juez que fueron hostigadas en el centro de reclusión de la Policía Nacional Bolivariana de Coche, donde uno de los funcionarios intentó abusar sexualmente de una de las detenidas, hasta el punto de intentar sobornar a otra persona, también detenida, para que le ayudara a abusar de la joven.

En ese sentido, la presidenta de Funcedi relató que de acuerdo al testimonio de esa detenida, el funcionario le lanzó una paca de billetes de 100 bolívares como soborno. No logró su objetivo debido a que el grupo de féminas se unió para defender a la joven.

La juez aseguró que tomaría las acciones pertinentes para investigar la denuncia, asimismo, la defensa solicitó que se le notifique a la Defensoría del Pueblo este hecho y en un lapso no mayor de 48 horas estos actos sean investigados.

Rodríguez, denunció que la Fiscalía tomó una actitud indiferente ante la denuncia, pues no se molestaron ni en anotar los nombres de las mujeres que realizaron la denuncia.

Por otra parte, el grupo de las 38 personas denunció ante la juez que cuando llegaron al Palacio de Justicia, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), lanzaron bombas lacrimógenas dentro del recinto donde todos se encontraban esposados esperando a que los presentaran ante el tribunal.

Finalmente, cuando la juez solicitó que abandonaran la sala, la joven Yusmeli López, una de las privadas de libertad, reaccionó producto de la desesperación por la decisión de mantenerla detenida e intentó lanzarse desde el primer piso del Palacio de Justicia, lo que afortunadamente no sucedió.

FANNY MORA/El Universal