Nacional
¿Quién es el teniente coronel Marín? El líder de un supuesto alzamiento
Nacional

Entre los militares detenidos el 2 de marzo se encuentra el teniente coronel Igbert Marín, quien era el de mayor antigüedad y relevancia, pues se desempeñaba como comandante del batallón de infantería motorizada Juan Pablo Ayala, de Fuerte Tiuna

Redacción El Pitazo | Distrito Capital | El Pitazo

Nueve militares del Ejército fueron detenidos el pasado 2 de marzo. Una semana después, en la madrugada del sábado 10 de marzo, los abogados y directores de las ONG Justicia Venezolana y Foro Penal, Lilia Camejo y Alfredo Romero, respectivamente, informaron que los militares fueron privados de libertad, acusados de traición a la patria, instigación a la rebelión y acciones contra el decoro militar.

Entre los acusados estaban seis tenientes coroneles, dos sargentos y un primer teniente, quienes fueron enviados a los centros penales Ramo Verde, Santa Ana Procemil y Deprocemil La Pica. De acuerdo con un artículo del periodista Javier Ignacio Mayorca en su blog Crímenes sin castigo, de todos los militares, el teniente coronel Igbert Marín Chaparro era el de mayor antigüedad.

Marín Chaparro era comandante del batallón de infantería motorizada Juan Pablo Ayala, con sede en Fuerte Tiuna, y había sido alférez mayor, es decir, ocupó el primer puesto en su promoción, egresada en 1999. Junto a Marín, otro de los tenientes coroneles detenido fue Eric Peña Romero, quien, de acuerdo con Mayorca, había sido administrador del Hospital Militar en Caracas y cercano al exministro de Interior, y ahora crítico del Gobierno, Miguel Rodríguez Torres.

La detención de los militares, de acuerdo con la directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, busca “mantener a la institución sumisa y leal a la revolución”. En un documento difundido por Control Ciudadano, la organización advierte que la movida contra los oficiales representa un aumento de la presión dentro de la institución castrense.

“Hasta ahora, la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) por instrucciones de Maduro había mantenido un cortafuego, instrumentando la práctica de detenciones aleatorias y periódicas contra oficiales con cargos sin importancia estratégica o contra oficiales retirados, incluso contra guardiamarinas y cadetes. Con estas recientes detenciones, da un paso adelante para intentar blindarse de la amenaza que sabe es a lo interno de la autodenominada FAN chavista, hasta ahora soporte de su propio poder”, reza el documento.