Nacional
Rodriguez: Mercosur reafirmó respaldo pleno a Venezuela
Nacional

En la XLVIII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado del Mercador Común del Sur (Mercosur) se reafirmó el apoyo a Venezuela en su lucha contra las pretensiones injerencistas promovidas por las élites de Estados Unidos, mediante provocaciones como la gestada en torno al diferendo territorial sobre el Esequibo, expresó la canciller de la República, Delcy Rodríguez

La titular de Relaciones Exteriores explicó que “ante la campaña de descrédito contra el país, promovida por el gobierno de Guyana y financiada por la petrolera estadounidense Exxon Mobil, los países del Mercosur fijaron en la cumbre, celebrada esta semana en Brasil, una posición que derrotó dicha estrategia”.

“En término general, la cumbre fue un gran éxito para Venezuela, contó con el respaldo pleno y absoluto del Mercosur. Primero, se condenó el decreto de (Barack) Obama que considera a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos (EE UU) y, por otro lado, las nuevas autoridades de Guyana salieron con las tablas en la cabeza”, manifestó Rodríguez.

En ese sentido, Rodríguez remarcó que los jefes de Estado reafirmaron en la cita la pertinencia del Acuerdo de Ginebra, suscrito en 1966, como instrumento jurídico en el que se dirime el diferendo territorial sobre el Esequibo, como un mecanismo para dar solución a la controversia territorial entre Venezuela y Guyana.

“No existe otro instrumento jurídico distinto al Acuerdo de Ginebra de 1966”, recalcó Rodríguez, quien aseveró que el desconocimiento que está haciendo el presidente de Guyana, David Granger, al citado documento incumple las normas del derecho internacional público, que rigen las buenas relaciones entre los países.

Indicó que ante este tipo de provocaciones, el Estado venezolano mantendrá su posición de defensa de la soberanía, mediante una actitud diplomática de paz.

En la entrevista, explicó que cuando Venezuela defiende sus derechos legítimos, como lo hace en el diferendo sobre la Guayana Esequiba, “también está defendiendo los procesos de integración y de unión” del continente, al mantenerse en la vía de la paz frente a las pretensiones de grupos como Exxon, que pretenden instauran un escenario de confrontación violenta en la región.

Defensa del Esequibo es asunto de Estado

La diplomática venezolana enfatizó este sábado que el diferendo territorial es un asunto de Estado, por lo que celebró que la Asamblea Nacional (AN) aprobara el pasado martes, por unanimidad, un acuerdo en respaldo a las gestiones del Gobierno nacional en defensa soberana del Esequibo.

“El tema del Esequibo es un asunto de Estado y creo que se tuvo esa consciencia en los sectores de oposición que tienen representación en la Asamblea Nacional, es un acuerdo extraordinario”, dijo la canciller.

A su vez, manifestó que la instalación de la Comisión de Estado con Rango Presidencial para los Asuntos Limítrofes, establecida en la ley sobre el tema promulgada por vía Habilitante, servirá para resolver, no solo la controversia sobre el Esequibo, sino también otros aspectos limítrofes que se pueden encontrar pendiente con otras naciones.

Las acciones diplomática que desarrolla Venezuela para defender su soberanía se complementan con las actuaciones del país ante organismos internacionales. En ese sentido, hizo referencia a la reunión convocada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para agosto próximo, que tiene como objetivo abordar, de manera detallada, la controversia sobre el Esequibo, atizada por Exxon Mobil.

“Para América Latina es un motivo de preocupación, porque cuando nosotros revisamos nuestra historia, sabemos cuál ha sido el papel de algunas transnacionales, buscando discordia entre los países. Es un papel desintegrador, es un papel que juega en contra de nuestros pueblos, y eso preocupó a los jefes de Estados y por eso se tomó esa decisión de convocar a una reunión extraordinaria”, enfatizó.

Con respecto a la solicitud de la designación del Buen Oficiante ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), formalizada el pasado 10 de julio, Rodríguez recalcó que dicha figura está establecida en el Acuerdo de Ginebra. “Debemos recordar que este mecanismo no ha sido agotado (…) El buen oficiante como método de resolución sigue vigente y nosotros lo que hemos pedido es que se reactive”, expresó.

En la entrevista, Rodríguez también indicó que el presidente Maduro envió una carta a su par ecuatoriano, Rafael Correa, para debatir este tema en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Ecuador actualmente preside dicho organismo.

 

Fuente: AVN