Nacional
Saab desmintió en la ONU “excesos en deportaciones”
Nacional

Por considerar que los medios “han contaminado” lo que viene ocurriendo en la frontera colombo-venezolana, el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, entregó a distintos organismos y agencias de Naciones Unidas “la perspectiva venezolana” de la situación y en particular desmintió las denuncias de que asilados habrían sido repatriados o que las viviendas de los deportados habrían sido demolidas.

“Difundimos lo que poco se conoce”, dijo en entrevista a la multiestatal Telesur, donde informó que se reunió con representantes de la Organización Mundial de las Migraciones, a quienes les explicó que “Venezuela es el país que mayor (número de) migrantes ha acogido, en proporción a su número de habitantes, en el planeta. Si te pones a ver Venezuela tiene 28 millones de habitantes, pero el 20% de los residentes son colombianos. Si le agregas a esos seis millones de colombianos el 1.300.000 de origen árabe, casi 500 mil libaneses, 800 mil sirios y 100 mil palestinos, pero si le agregas a esos los españoles, portugueses, italianos, si le agregas los centroamericanos, y los compatriotas de Ecuador, Perú y los asiáticos nos vamos a encontrar con una cifra extraordinaria, que habla muy bien de los Derechos Humanos de Venezuela en función de ser receptora de población migrante”.

También aseveró que el 85% de todos los colombianos que salen hacia otros países de Suramérica escogen a Venezuela. Sin embargo, cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) de 2012 señalan que Ecuador era el primer destino.

Acto seguido calificó como “exageraciones y mentiras” las denuncias de que refugiados colombianos figurarían entre los más de mil deportados por las autoridades desde que el presidente Nicolás Maduro cerró la frontera con Táchira.

“Hasta este momento no se ha documentado ningún caso con nombre y apellido de alguien con estatus de refugiado político que haya sido deportado”, dijo, al tiempo que negó también que todas las casas de los expulsados hayan sido derribadas y solamente mencionó dos: “Una que era una casa de citas y la otra funcionaba como cárcel clandestina”.

Rindiendo cuentas

Saab también informó que mantuvo una “fructífera y amplia” conversación con el secretario del Comité Internacional de Coordinación de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Vladlen Stefanov, a quien le entregó “documentos audiovisuales, con soportes de prensa sobre el trabajo que ha venido realizando la Defensoría”.

El Subcomité de Acreditaciones de esta instancia hace normalmente observaciones a los diferentes despachos, en todo el mundo, que tienen que ver con los DDHH y en mayo informó que el organismo presidido por Saab tiene un año un año para dar un informe definitivo sobre la materia. La semana pasada estuvo en el país, en visita académica, el relator de la ONU para la situación de los defensores de DDHH, el francés Michel Frost, quien es miembro de esa instancia evaluadora.

 

 

Con Información de: El Universal Juan Alonso