Nacional
Si el revocatorio es en 2017 los demócratas deben participar
Nacional

El Foro Cambio Democrático considera un error cualquier posición abstencionista y señala que si el revocatorio se produce el próximo año el gobierno que quede será sumamente débil “El Foro Cambio Democrático lucha por el referendo revocatorio y cree que debe y puede hacerse en 2016: porque es constitucional, porque es nuestro derecho, porque los ciudadanos tienen el derecho de revocar al presidente Maduro”, pero en caso de que el Gobierno burle esta exigencia de la mayoría de los venezolanos y la posponga para 2017 también creen necesario participar y votar el año que viene.

Así lo expuso Jorge Lepage, integrante del Foro Cambio Democrática y exsecretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática en el estado Anzoátegui, quien señaló que si ya el gobierno de Nicolás Maduro es débil no es difícil darse cuenta que quien lo sustituya, una vez revocado, será todavía más débil.

Recordó la decisión de la oposición de no participar en las elecciones parlamentarias de 2005 y lo calificó como un gran error que no debe repetirse. Les preocupa que pueda prosperar hoy la tesis abstencionista. En el documento entregado a la prensa se señala que si el referendo es convocado en 2017 “la Venezuela democrática debe recoger el guante e ir a ese duelo: porque revocar a Maduro cuando sea será siempre una victoria y la abstención no lo es; porque el gobierno que reste será un gobierno “tocado” y débil necesariamente más proclive al acuerdo de una transición pactada”,

Considera también el FCD que de ganarse “abrumadoramente el revocatorio, las fuerzas democráticas estarían en capacidad de ganar un mayor número de gobernaciones en las elecciones regionales que vendrían de seguidas; y finalmente por la convicción, que es honda en nosotros, de que consultar al pueblo acerca de si apoya o no la gestión del actual gobierno siempre es un paso favorable a la resolución pacífica, civil, y democrática de la crisis nacional”.

A continuación el documento presentado por el Foro Cambio Democrático

 

Ante el debate público surgido al seno de la oposición, MUD incluida, acerca de la estrategia opositora y las perspectivas del revocatorio, el Foro Cambio Democrático quiere dejar expresada su opinión en los siguientes términos:

1. Venezuela requiere con urgencia de un cambio democrático para superar la crisis que en todos los órdenes -político, económico, social- agobia la vida de su pueblo, en particular de los más pobres.

2. Por ello, todos somos dolientes, y las ongs de la sociedad civil como es nuestro caso lo son, de los aciertos o desaciertos de quienes ejercen la conducción política, la dirección, el liderazgo y la vocería principal de las fuerzas democráticas que se oponen al actual estado de cosas. En particular, la MUD y los partidos que la integran. Por eso, consideramos que es nuestro derecho y nuestro deber opinar, solidaria pero críticamente cuando sea necesario, acerca de sus actuaciones.

3. Apoyamos sin esguinces la estrategia llamada “La ruta democrática”, es decir, pacífica, civil, nacional y electoral, orientada a producir con el menor costo posible y de modo perdurable los cambios que el país requiere y reclama.

4. Centro de esa ruta es la consulta al pueblo como árbitro soberano de la democracia, lo que aquí y ahora quiere decir ejercicio del derecho constitucional a revocar el mandato del presidente de la República, según expresa el artículo 72 de nuestra Constitución.

5. El Foro Cambio Democrático lucha por el referendo revocatorio y cree que debe y puede hacerse en 2016: porque es constitucional, porque es nuestro derecho, porque los ciudadanos tienen el derecho de revocar al presidente Maduro ahora para que haya inmediatamente después un cambio de gobierno, porque hay tiempo suficiente según los lapsos previstos en las propias “Normas” aprobadas por el CNE.

6. El Foro CD ha demandado a la MUD y a todas las fuerzas democráticas concentrar su mejor y mayor esfuerzo en la jornada del 20 % de modo que allí se exprese clamorosamente esa voluntad que exige que el revocatorio sea en 2016, procurando que sea un punto de inflexión que cambie la calidad del proceso, y ha subrayado que más que marchas al CNE, la calle es hoy para quienes quieren el cambio un plan orgánico que asegure una victoria notable durante ese evento: asambleas de ciudadanos, asambleas de asambleas por parroquia a todo lo largo y ancho del país, jornadas de casa por casa, conformación de los Comandos Familiares, censo de voluntarios, adiestramiento de testigos, y construcción de una poderosa maquinaria electoral que enfrente ese desafío.

7. El Foro CD ha escuchado con atención los argumentos de quienes, desde la MUD, han colocado en el debate público el tema de la posibilidad de que el revocatorio se realice en 2017. Ya en documento privado, exigimos a la MUD hace más de un mes que se tenga ese debate y se adopte una decisión para el caso de que así ocurra. Lo peor sería la perplejidad y la parálisis a la hora de la verdad.

8. Nos preocupa que en esas circunstancias pueda prosperar la tesis abstencionista, nunca buena consejera, con el argumento de que revocar al presidente sin que luego se produzca un cambio de gobierno es algo que no vale la pena. Nuestra opinión es que en caso de que se convoque el revocatorio para el 17, violentando el principio constitucional de celeridad administrativa y utilizando a las instituciones que deberían ser autónomas y a las rectoras del CNE como actoras solidarias de un régimen agónico, la Venezuela democrática debe recoger el guante e ir a ese duelo: porque revocar a Maduro cuando sea será siempre una victoria y la abstención no lo es; porque el gobierno que reste será un gobierno “tocado” y débil necesariamente más proclive al acuerdo de una transición pactada; porque ganando ese revocatorio abrumadoramente, las fuerzas democráticas estarían en capacidad de ganar un mayor número de gobernaciones en las elecciones regionales que vendrían de seguidas; y finalmente por la convicción, que es honda en nosotros, de que consultar al pueblo acerca de si apoya o no la gestión del actual gobierno siempre es un paso favorable a la resolución pacífica, civil, y democrática de la crisis nacional.

9. Precisamente, si algo justifica la apuesta y el compromiso con la vía electoral para superar la crisis, es la deriva dictatorial de las ejecutorias del gobierno. En ese contexto, los venezolanos y en particular la oposición no deben rechazar sino antes por el contrario propiciar todas las salidas democráticas y electorales que tengamos a la mano.

10. Desde el Foro subrayamos al CNE su deber de garantizar las condiciones democráticas que garanticen y no que dificulten la consecución del 20 % de voluntades que activen el revocatorio. Las organizaciones de la sociedad civil y los partidos democráticos deben estar alertas frente a estos cruciales anuncios.

11. Finalmente, el Foro CD pide tanto a las instituciones del Estado en cuanto a su convocatoria y realización como a la MUD en cuanto a su interés y valoración, se atienda el tema de las elecciones regionales de gobernadores y legisladores. Rechazamos la inaceptable postergación de esos comicios y exigimos que tengan lugar cuanto antes y se entregue el respectivo cronograma de manera expedita.

12. No queremos concluir esta declaración sin expresar nuestra solidaridad con la militancia del partido Voluntad Popular, sometida a una persecución absurda que sólo puede ser explicada como una provocación con la ilusa pretensión de sacar a la oposición de su ruta democrática y electoral.