Nacional
Sindicatos reclaman cambio de modelo económico en Argentina
Nacional

El dirigente sindical Hugo Moyano dijo que las reformas macristas perjudican a los que menos tienen. “Hambrean a la gente”, dijo.

Una multitudinaria protesta convocada hoy en Buenos Aires por el poderoso líder sindical Hugo Moyano reclamó al presidente argentino, Mauricio Macri, un cambio en el modelo económico que causa “hambre” en los sectores más pobres de la población.

“La política económica que lleva adelante (el Gobierno) perjudica a los que menos tienen: los trabajadores, los jubilados, las familias más humildes y los niños. No sigan aplicando políticas que hambrean a la gente”, expresó Moyano en el discurso que culminó la jornada de protesta, que convocó, según los organizadores, a unos 400.000 manifestantes sobre la céntrica avenida 9 de Julio, en el centro de la capital argentina.

Moyano fue muy crítico de Macri, a quien le dedicó una frase del escritor mexicano Octavio Paz, Nobel de Literatura en 1990: “Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria”, dijo. “Preparémonos los trabajadores para cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática. Sepamos elegir. Los gorilas no pueden estar más al frente del país”, sostuvo Moyano en alusión al Gobierno de Macri.

En Argentina suele llamarse “gorila” a los opositores al movimiento político creado hace más de 70 años por el ex presidente Juan Domingo Perón (1946-1955 y 1973-1974).

Investigación en curso

En su discurso Moyano pareció jugar un duelo aparte con Macri, a quien responsabiliza de la situación judicial que afronta. El influyente e histórico jefe gremial peronista y presidente del club de fútbol Independiente es investigado, junto a su hijo, Pablo, y otros familiares por presuntas maniobras de lavado de dinero y evasión impositiva. La Justicia sospecha de transferencias bancarias millonarias realizadas entre la empresa de correo privado OCA y el gremio de Camioneros, que lidera Moyano.

Además, se encuentra en el centro de las sospechas en otra causa  por sus supuestos vínculos con la “barrabrava”, la hinchada violenta, de Independiente que podrían configurar una presunta asociación ilícita.

Moyano aseguró que no está “implicado en ningún tema de corrupción por ahora” pero afirmó: “Si hubiera algún problema, tengo las suficientes pelotas (coraje) para defenderme”. “No tengo miedo de ir preso. Y no tengo miedo de que me maten. Estoy dispuesto a dar la vida por los trabajadores”, agregó.

Algunas horas antes del discurso de Moyano, Macri dijo durante la inauguración de obras públicas que el país encontrará soluciones a sus problemas “sin aprietes, extorsiones y comportamientos mafiosos”, en lo que pareció ser una referencia a la marcha opositora que partió en dos el centro de Buenos Aires.

EL(dpa, Clarín)DW