Nacional
Tachirenses marcharon en silencio para exigir justicia
Nacional

Centenares de tachirenses salieron ayer de sus casas vestidos de blanco para marchar y exigir justicia por la muerte del liceísta Kluibert Roa y otros estudiantes caídos en las protestas. La convocatoria se hizo especialmente a las madres, pero muchos otros grupos de la sociedad civil de San Cristóbal las acompañaron.

 

La marcha salió a las 12:00 del mediodía y se hizo en silencio hasta el obelisco de la ciudad. Entre los manifestantes estaba el padre de Kluibert Roa, Erick Roa, además de Carmen González, madre de Jimmy Vargas, quien falleció en 2014 a manos de la Guardia Nacional. También asistió María Corina Machado quien, junto con la alcaldesa del municipio, Patricia de Ceballos, encabezaron la movilización.

 

A la altura del obelisco se ubicó la tarima en donde Erick Roa habló a la multitud. Exigió establecer la responsabilidad en la cadena de mando de la Policía Nacional que actuó el día que murió Kluivert. Recibió el abrazo de la señora Carmen González, de Machado y de Ceballos.

 

María Corina Machado denunció que el gobierno no tiene límites para “reprimir brutalmente y mantenerse en el poder”. Aseguró a los presentes que se acerca “una transición hacia la democracia en paz”. La alcaldesa elogió al pueblo de Táchira por ser ejemplo de lucha para el país.

 

 

 

En Valencia. Representantes de la sociedad civil, gremios y estudiantes marcharon desde la avenida Bolívar, hasta la sede de la Fiscalía. La movilización comenzó a las 9:30 am y la gente fue vestida de negro para simbolizar el luto por los estudiantes caídos en las protestas.

 

Los manifestantes expresaron su rechazo a la resolución número 008610 del Ministerio de la Defensa que autoriza el uso de las armas para reprimir manifestaciones.

 

Con información de: El Nacional