Nacional
Tarjeta migratoria causó retraso en cruce de frontera
Nacional

Más de 28.000 personas cruzaron durante el primer día de reapertura 
San Antonio del Táchira.- Desde tempranas horas de la mañana, de este sábado, un gran número de personas acudieron a los puntos fronterizo que se abrieron entre Colombia y Venezuela, después de casi un año cerrados, para comprar alimentos y medicinas como sucedió en meses anteriores. Pero en esta oportunidad, se encontraron con una novedad, llamada tarjeta migratoria, dispositivo que fue empleado por el gobierno de Colombia para llevar un control, la cual causó desorientación en la frontera.
En una larga fila, autoridades de Migración Colombia entregaban a los venezolanos la tarjeta migratoria de tránsito fronterizo para que escribieran sus datos, luego era sellada en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). También había un espacio para el respectivo sello del Saime pero esta institución no participó en esa actividad migratoria, ya que este es un trámite que se realiza solo para entrar al vecino país.

Los ciudadanos colombianos ingresan solo con presentar su la cédula de ciudadanía.

Ante ello, Juan Carlos Dugarte, director del Saime, explicó que esa planilla fue implementada por Colombia y que Venezuela no tuvo ningún tipo de control migratorio sobre la entrada y salida del país.

Inicialmente, el jefe de la REDI Los Andes M/G José Morantes Torres informó que aunque el puente Francisco de Paula Santander con sede en Ureña no había sido habilitado para el paso hacia Colombia, las personas con permisos de estudios, trabajo y otros casos especiales continuarían ingresando al vecino país así como lo han hecho desde que cerraron la frontera hace casi un año.

Sin embargo, el ministro de Estado para la Nueva Frontera de Paz, Gerardo Izquierdo, agregó  que desde las 10 de la mañana fue habilitado el puente de Ureña para que los venezolanos acudieran por ese municipio también a Colombia.

Más de 28.000 cruzaron

El director general de Migración Colombia, Christian Krüger, dijo que contabilizaron un promedio cercano a los 5.000 viajeros por hora, que fueron atendidos por la institución, en horas del mediodía.

El funcionario señaló que en el Puesto de Control del Puente Internacional Simón Bolívar, en Villa del Rosario, en Norte de Santander, habían registrado a más de 22.000 personas. Mientras que en el Puesto de Control de Puente la Unión, en Puerto Santander, la afluencia de transeúntes se ubicó en más de 3.700 ingresos.

“En tercer lugar se encuentra el Puesto de Control Migratorio ubicado en el Puente Internacional José Antonio Páez, de Arauca, con un poco más de 1.500 personas ingresando desde Venezuela y 127 saliendo hacia este país”.

En el punto de Paraguachón, en La Guajira, se contabilizaron más de 1.200 ingreso. En la población de Puerto Carreño, en el Vichada, Migración Colombia atendió a cerca de 80 personas ingresando al territorio y un poco más de 70 saliendo.

Este registro le permite a las autoridades neogranadinas decir que hasta el mediodía del este sábado habían ingresado más de 28.000 ciudadanos.

Venta prohibida

Por su parte,  gobernador del Norte de Santander, William Villamizar dijo no se permitirá la venta de productos venezolanos a menos que se nacionalicen.

En las anteriores ocasiones cuando se abrieron los puentes entre Táchira y Cúcuta, se observó que el sector La Parada así como en el centro del lado colombiano, había productos de higiene personal y de la canasta básica venezolana.

También explicó que las autoridades establecieron una canasta. Las personas pueden adquirir cierta cantidad de productos y de esta manera evitar la reventa de éstos. Arroz, azúcar, papel sanitario, cauchos para vehículos, desodorantes y leche fueron los productos más solicitados.

Para este domingo, se espera más afluencia de personas en la frontera. Autoridades de ambos países mantienen personal en la zona para atender necesidades y requerimientos.

Lorena Evelyn Arraiz/El Universal