Nacional
Tasa Simadi se dispara nuevamente y cierra en Bs.437,51 por dólar
Nacional

Este miércoles la tasa del Sistema Marginal de Divisas (Simadi) cerró en Bs. 437,51 por dólar, lo que implica un aumento significativo de Bs. 10,99 frente al resultado del pasado martes.

El Banco Central de Venezuela (BCV), destacó que por este mercado oficial se atendió 7,79% de las liquidaciones de divisas procesadas en el día, quedando el 92,21% restante en manos de los sistemas administrados.

El ministro de Economía Productiva, Miguel Pérez Abad, anunció el 9 de marzo que Simadi sería sustituido por Dicom. Hasta la fecha no se ha publicado el convenio cambiario que regula el nuevo régimen de divisas.

Dos tipos de cambio (Dipro y Dicom) son aplicados en Venezuela como parte de las nuevas medidas cambiarias fijadas este año, uno ‘protegido’ a 10 bolívares para importaciones de alimentos, medicamentos e insumos básicos para el país, mientras que una segunda tasa por encima de los 300 bolívares hace parte del dólar flotante.

El Dicom pretende sustituir oficialmente al Simadi que inició operaciones formalmente el jueves 12 de febrero de 2015 con una tasa de cambio de Bs 170,039 por dólar. La cotización del jueves 10 de septiembre de 2015 (Bs. 199,9965) ha sido la más alta registrada hasta ahora por Sistema Marginal de Divisas (Simadi).

El control de cambio es una política económica que se basa en el control burocrático y administrativo del mercado de divisas por parte de las autoridades monetarias y financieras. En general, es una medida de carácter transitorio que se implementa para evitar crisis cambiarias o crisis de balanza de pagos, al restringir la salida de capitales y evitar la disminución súbita de las reservas internacionales.

La lógica detrás de su aplicación es que cuando los capitales fluctúan libremente el país está más expuesto a la especulación cambiaria. Sin embargo, una mayor credibilidad de las instituciones y de las políticas económicas tiende a reducir la probabilidad de que el país se vea afectado por la salida repentina de capitales. En Venezuela, uno de los activos intangibles que más ha perdido su valor es la credibilidad: por lo tanto, la fuga de capitales y la especulación son fenómenos económicos que están vigentes.

La literatura y la experiencia empírica reseñan que esta medida debería ser transitoria, ya que mantenerla durante un periodo prologando puede generar profundas distorsiones en la economía local, como la aparición de mercados cambiarios paralelos (mercado negro), presiones inflacionarias en el mercado local e incentivos para oportunidades de arbitraje y corrupción, características que están presentes hoy día en la economía venezolana.

analitica.com