Nacional
Tomas Guanipa: “Al Gobierno le toca ahora copiarse la ley de producción nacional”
Nacional

“Si ya se copiaron la ley desarme, que a pesar de que está en papel no la han ejecutado y ya ayer anunciaron la ley de primer empleo que tenemos cuatro años impulsándola y el Gobierno engavetándola, entonces que también se copien la ley de producción nacional que es otra de las propuestas legislativas de Primero Justicia para el progreso del pueblo”.

Tomas Guanipa, diputado de la Asamblea Nacional y secretario general nacional de Primero Justicia aseguró que el Gobierno debe rectificar en sus políticas económicas y que, a su juicio, ahora más que nunca, es necesaria la aprobación y ejecución de una Ley de Producción Nacional. “Primero Justicia propuso cinco grandes leyes, que fueron impulsadas desde la alternativa democrática una vez que nos incorporamos en la Asamblea Nacional. Todas estuvieron engavetadas sin razón aparente, pero ahora el Gobierno se las está copiando una por una. Creemos que ahora le toca copiarse la ley para el impulso a la producción nacional, puesto que cumpliéndola se podrían llegar a medidas que avancen en la solución de la crisis económica y social que está viviendo Venezuela”.

El diputado sentenció durante la visita a un mercado Bicentenario en el municipio Maracaibo, que las colas que hace la gente para comprar los productos no pueden ser el día a día de los venezolanos. “Recorrimos las colas para conversar con las personas que desde las 3.00 de la mañana esperan para adquirir los alimentos. Todos nos mostraban como eran marcados en las manos con un número para poder ser atendidos y daban muestra de su indignación por esta situación.  Vimos a la gente pasando calor, sudor, para poder llevarse la comida a sus casas y esto no puede seguir así”.

Rechazó que la información oficial establezca el desabastecimiento en un 20 por ciento. “Nosotros sabemos que en realidad el desabastecimiento ronda el 50 por ciento en rubros alimentarios, pero lo peor del caso es que el 50 por ciento de lo poco que se produce en el país, por orden del Gobierno, se queda en Caracas para dar una sensación de estabilidad, mientras que en los estados del interior, la gente se pelea por comprar los productos. No puede ser que 20 estados se alimenten con la misma cantidad de productos que se quedan en la Gran Caracas”.

Denunció que mientras el salario mínimo aumenta el 30 por ciento los rubros alimentarios aumentaron más del 100 por ciento. “El pollo aumentó el 187 por ciento y el azúcar el 100 por ciento, por eso es que cuando vas a comprar el dinero no alcanza. El aumento no corresponde a la realidad, no cubre las necesidades. La canasta básica familiar esta en 19 mil bolívares y la canasta de alimentación está el 11 mil bolívares. Ni con dos sueldos mínimos se cubren estas cuentas”.

Manifestó que no es posible que el Gobierno haya creado Petro Palestina para repartir petróleo, gasolina y aceite a ese país, mientras que los venezolanos están haciendo colas porque no consiguen lo que necesitan. “El Gobierno no puede seguir utilizando el dinero para repartirlo a otras partes del mundo y que sean los venezolanos los que pasen penurias. Creemos que puede haber un país distinto, si todos nos unimos para promover un gran cambio, para que todos sean respetados y donde la humillación que está sufriendo la gente en este momento sea pasado. El cambio que queremos es la Venezuela del progreso, sin colas, con compras a precios razonables y con justicia, libertad y tranquilidad para todos”.

La protesta del Viernes Amarillo se realizó en el estado Táchira desde donde rechazaron el alto índice de desempleo, así como en Cabimas estado Zulia  donde se pronunciaron en torno a la inflación y el desabastecimiento.

 

Nota de prensa