Nacional
TSJ rechazó revisar candidaturas desestimadas por el CNE
Nacional

Las posibilidades de que Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado, quienes cumplen una condena a ocho años de prisión por participar en las protestas de 2014 contra el Gobierno, puedan competir por un escaño en la Asamblea Nacional luce cada vez más lejano, pues esta semana el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desechó un amparo que interpusieron precisamente para conseguir que el máximo juzgado dejara sin efecto la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de rechazar sus postulaciones por el partido Voluntad Popular.

La resolución la adoptó la Sala Constitucional, en su sentencia 1.239, en la cual rechazó un recurso que el pasado 6 de agosto las abogados Therelsy Malavé y María Huertas interpusieron contra el organismo comicial, al que acusaron de violar el artículo 67 de la Constitución, el cual establece: “Todos los ciudadanos tienen el derecho de asociarse con fines políticos”.

Los representantes de Baduel y Tirado reconocieron que ellos fueron condenados e inhabilitados por el Tribunal 2 de Juicio de Aragua por los delitos de instigación pública, intimidación pública con artefactos explosivos y agavillamiento, pero recordaron que dicho fallo aún no está firme.

Sin embargo, en el dictamen redactado por la magistrada Gladys Gutiérrez se desestimó la petición de los detenidos, alegando que no era el amparo sino el recurso contencioso electoral la vía idónea para recurrir la decisión del CNE. “La acción de amparo no es admisible cuando el ordenamiento jurídico establece la posibilidad de ejercicio de recursos ordinarios contra un acto que presuntamente lesiona derechos de rango constitucional, pues el amparo no puede convertirse en una acción que haga inoperante el ejercicio de los recursos ordinarios, salvo que éstos hayan sido agotados y persista la violación de los derechos constitucionales invocados”, apuntó la intérprete de la Carta Magna.

Pero no solo aspirantes opositores rechazados obtuvieron una negativa de parte del TSJ, sino también disidentes del oficialismo como Juan Carlos Rodríguez Torres, hermano del exministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, y quien aspiraba ser candidato a diputado por Apure, según figura en la sentencia 1.262.

Rodríguez Torres, junto a 17 precandidatos más, interpusieron en septiembre un amparo también contra la resolución del organismo comicial de no aceptar sus nominaciones.

El CNE rechazó decenas de candidaturas de movimientos chavistas disidentes, entre los cuales destaca Marea Socialista.

 

Fuente: Juan Francisco Alonso – El Universal