Nacional
“Un Nuevo Tiempo ganó 23 candidatos en primarias de la oposición”
Nacional

El presidente del partido Un Nuevo Tiempo, Enrique Márquez, en declaraciones a El Universal, expresó sentirse optimista luego de los encuentros “exploratorios” entre los representantes del Gobierno y de la oposición en República Dominicana en la reanudación del diálogo político.

Caracas.- El partido Un Nuevo Tiempo (UNT) “ganó” en las elecciones primarias realizadas el pasado 10 de septiembre por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “23 candidatos” para las regionales del próximo 15 de octubre, afirmó el presidente de esa organización social demócrata Enrique Márquez en entrevista con El Universal.

“Tenemos 23 candidatos y vamos a trabajar unidos en todos los estados del país, porque representan el triunfo de UNT, empezando por el Zulia, donde el partido es una importante fuerza política, y allí estaremos al lado de Juan Pablo Guanipa, de Primero Justicia, quien cuenta con el respaldo de todos los partidos de la oposición”.

“Estos 23 candidatos significan un triunfo de Venezuela, que reclama un cambio político, social y económico. La oposición escogió a sus mejores hombres y mujeres, y representan la esperanza por una mejor vida, ante un Gobierno fracasado que en 18 años ha impuesto un modelo político que destruyó totalmente el país, que destruyó el modo de vida de los venezolanos, que separó a las familias cuando sus integrantes han tenido que viajar a otras naciones en busca de un mejor futuro, de progreso social, porque en su tierra que los vio nacer no tienen esperanza y esa dura realidad tenemos que revertirla”, agregó.

Explicó que ese es el mensaje de la organización política que representa y que quiere enviar a los “factores democráticos” de la Unidad, luego de los resultados de los comicios internos en los que todavía en algunos estados del país continúan los reclamos a los representantes de la Comisión Electoral interna de la MUD.

Durante las elecciones primarias de la oposición, UNT postuló candidatos en ocho estados y apoyó con su tarjeta electoral a otros aspirantes a los cargos de gobernadores “asumiéndolos como propios” pero ninguno de sus militantes logró alcanzó una nominación.

 

-¿Pero eso representa un duro golpe para el partido?

-Ciertamente, y los resultados nos obliga a revisarnos, comenzando desde la propia dirección del partido; debemos mejorar nuestras políticas internas, mejorar la eficiencia de la comunicación que incluye el contacto con la militancia y direcciones regionales, en especial en el Zulia, que es nuestro principal bastión político.

Márquez, ingeniero electricista, es nativo del estado Zulia del cual también es diputado a la Asamblea Nacional, electo durante las elecciones legislativas del 06 de diciembre de 2015. Previo consenso de los diputados de la MUD, fue designado Primer Vicepresidente del Parlamento para el periodo 2016 – 2017.

Explicó que el proceso de elecciones primarias constituyó una prueba muy difícil para la oposición, provocado por una decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE), adelantar las elecciones de gobernadores para octubre, sin precisar la fecha de esos comicios.

Indicó que “adelantar” las regionales para octubre “no es el término correcto”, puesto que esas elecciones “están retrasadas, tardías, puesto que esas elecciones de gobernadores, consejos legislativos regionales y de alcaldes debieron realizarse en diciembre del año pasado y fueron suspendidas”.

“Y nos sometieron a prueba pero debemos reconocer el trabajo realizado por los miembros de la comisión electoral que 15 días montó el proceso de las primarias de la MUD”.

“En UNT estamos trabajando para que las heridas sean mínimas, garantizar la unidad opositora y para reivindicar que el voto es la herramienta para alcanzar un cambio político en el país”.

Márquez indicó que los resultados de las primarias de la plataforma opositora arrojaron un mapa que a su juicio es importante analizar.

“El país se pintó de socialdemócrata y estoy convencido de que el próximo gobierno estará revestido de esa tendencia ideológica”.

Predica que ninguna organización partidista y, en esa medida, ningún dirigente político puede estar por encima del interés nacional.

“Un partido político no puede estar solo alrededor de la figura de un líder, que tenga únicamente como objetivo alcanzar la presidencia de un país, porque sería como un club de fans. El liderazgo político debe colocarse al servicio del interés nacional y eso es lo que busca UNT: servir al país, a la gente, atender sus problemas, sus expectativas de vida, teniendo como norte el bienestar de sus ciudadanos, su desarrollo económico, social y cultural”.

“El reto de la clase política venezolana es luchar incansablemente por construir un país sustentable”.

Ver el diálogo con optimismo

La reanudación de la mesa de negociaciones que se iniciaron el pasado miércoles 13 de septiembre en República Dominicana, impulsada por el presidente de esa nación insular del Caribe, Danilo Medina, es a juicio de Márquez consecuencia del trabajo con los facilitadores o mediadores internacionales José Luis Rodríguez Zapatero, exjefe del Gobierno de España; Leonel Fernández, expresidente de República Dominicana; y Martín Torrijos, expresidente de Panamá, quienes desde el año pasado están viniendo al país para “ayudar a encontrar una solución pactada” a la crisis política, económica y social de Venezuela.

“Es decir, que esto no ha salido de la nada, sino que ha surgido fruto de un trabajo de los facilitadores y luego de varios esfuerzos, que no han podido cristalizar en un hecho concreto, han sido infructuosos debido a la poca capacidad de cumplimiento por parte del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, en cuanto a los preacuerdos y también a la falta de decisión política por parte de la oposición”.

Márquez considera que el episodio de República Dominicana debe ser visto con optimismo “porque no es posible alcanzar un acuerdo si no hay una solución pactada”.

“Es un episodio que deberíamos desear que funcione para recuperar el hilo constitucional, para recuperar la democracia en Venezuela”.

Exigencias de la MUD

Explicó que las negociaciones entre el Gobierno y la oposición, con la ayuda de los facilitadores y la medicación internacional, ahora, con la presencia de varios países del continente americano, están marcadas alrededor de cuatro puntos básicos, sin que ello implique olvidar otros temas que de igual manera son muy importantes y figuran en las demandas de la oposición.

“Un cronograma electoral, que se respeten las competencias de la Asamblea Nacional, libertad para todos los presos políticos, y lo fundamental la apertura urgente de un canal humanitario de alimentos y medicinas”, precisó.

Acuerdos van a Referendo

Explicó que la reanudación de la mesa de negociaciones no es un proceso para tratar de una sustitución mecánica del poder.

“Pretendemos que los puntos que sean objeto de un acuerdo entre el Gobierno y la oposición sean sometidos a una consulta popular”.

“Aquí reivindico que la oposición debe concentrar todos sus esfuerzos en la lucha que siempre le ha dado resultados políticos como es el de mantener una estrategia democrática, electoral y pacífica”.

Observó que ninguna de las partes que participan en este proceso de diálogo, específicamente Gobierno y oposición, “se tienen confianza entre si”.

Explicó que para superar esa desconfianza que predomina entre ambas partes antagónicas requiere de establecer “garantías de cumplimiento, porque el pueblo el pueblo tampoco confía en el gobierno porque le ha impuesto la pobreza”.

Observó que dentro del tema del diálogo se han presentado en el escenario “dos actitudes perniciosas”, que a su juicio han sido sometidas a un tratamiento inadecuado.

“Por una parte, el Gobierno ha utilizado el tema del diálogo como un arma política para descalificar y perseguir a la oposición que ante ese ambiente dañino, de ataque constante le ha costado sentarse con el Gobierno”, agregó.

Comentó que con el capítulo de República Dominicana, como estado “garante de las discusiones puede resultar algo nuevo para el país”.

Reveló que durante los encuentros en la isla caribeña, UNT llevó cuatro puntos referidos a la libertad de los presos políticos, cronograma electoral, canal humanitario y la recuperación democrática.

“Es imposible que el Gobierno gane una elección, porque se encuentra en una posición de rechazo por parte de la mayoría de la población, que sufre por los altos niveles de inflación, la más alta del mundo. Una inflación destructiva, que no permite el ahorro, que vuelve sal y agua el salario y debido a esta situación es fundamental el establecimiento de un  cronograma electoral”.

-¿Qué se necesita para cumplir con estos acuerdos?

“El cumplimiento de los acuerdos debe tener un nivel de garantía importante. Por eso los gobiernos de otros países y la presencia internacional es un nivel de garantía, pero le hemos agregado otra garantía y está referida a la participación activa del pueblo venezolano por medio de un Referendo Popular y que sea a través de esa vía la fórmula para lograr un cambio político y económico en el país, para que los problemas sean resueltos”.

Indicó que otra opción “sería darle la espalda a la gente. Seríamos muy mal visto por los ojos del mundo que están preocupados por la situación”.

Casos CNE, TSJ y ANC

Indicó que en la “exploración” de reanudar las conversaciones políticas en la mesa están otros temas “que son males que tiene el país” como es el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Observó que estos puntos fueron establecidos en un comunicado de la alianza opositora publicado al regresar al país la delegación política de la MUD, que fue encabezada por el presidente de la AN, Julio Borges, e integrada por los diputados Luis Florido, presidente de la comisión parlamentaria de Política Exterior; Timoteo Zambrano y Manuel Rosales, militantes de UNT, entre otros dirigentes de la Unidad.

Recordó que entre esos puntos figura el establecimiento de un cronograma de implementación de acuerdos con garantías y acompañamiento internacional.

Asimismo, como segundo punto, la definición de un país neutral como sede para las negociaciones entre Gobierno y oposición y que se ha venido dando con la participación de República Dominicana y su presidente Medina.

El comunicado de la MUD establece en primer lugar la renovación “equilibrada” del Poder Electoral, un cronograma electoral “con garantías de pulcritud, sin inhabilitados, fechas precisas, incluyendo la elección presidencial, y una calificada observación internacional”.

“El cambio político es ineludible y la oposición tiene que prepararse la para recuperar a Venezuela”.

-¿Qué hará la oposición con la ANC?

“La Constituyente es fruto de un fraude inconstitucional, basada en una mentira, y debido a ello la oposición no la reconoce, como tampoco es reconocida por la mayoría de los países del mundo, por los organismos internacionales como Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, la Unión Europea”.

Márquez cuestionó la instalación de la ANC, que a su juicio debe desaparecer, porque se ha instalado “con un fin inconstitucional de colocarse por encima del país, de la Constitución, y de sus instituciones democráticas, dando órdenes de subordinación, dictando leyes que son competencias estrictamente del poder legislativo”.

Indicó que la ANC debe dedicarse a redactar una nueva constitución y debe tener una fecha de finalización.

“La inflación es un crimen creado por el gobierno”

Márquez sostuvo que el Gobierno del presidente Maduro y el Banco Central de Venezuela (BCV) son los culpables “del mayor crimen contra el pueblo venezolano” al crear una inflación que no es más que un impuesto para financiar los gastos del Ejecutivo Nacional.

“El pueblo tiene que despertar ante esta realidad inflacionaria cruel y destructiva del desarrollo económico, comercial e industrial”.

Explicó que el Gobierno se ha dedicado a imprimir dinero inorgánico, es decir, sin el sustento monetario en el BCV.

“El Gobierno tiene como objetivo crear inflación para mantener sus gastos y financiar el aparato burocrático y continuar con un modelo político que fracasó en el país”.

El dirigente político se pronunció por establecer la autonomía del BCV y su actuación en el desenvolvimiento de la actividad macro económica de la nación.

“El Gobierno del presidente Maduro se ha empeñado en generar cada vez mayor inflación en el país”.

“La inflación es una medida anti económica porque impide el desarrollo natural de una nación, y aún más de un país que como Venezuela tiene grandes potencialidades de desarrollo, desde el punto de vista industrial, comercial, turístico. Venezuela posee las riquezas petroleras, auríferas, de hierro y gas más grandes del planeta, pero los altos niveles en el costo de la vida, generados por la actual administración, imposibilitan su crecimiento”.

Sostuvo que las política económicas dictadas por el Ejecutivo Nacional generan mayor pobreza, además que desestabiliza el desenvolvimiento de la población porque está desamparada en su poder adquisitivo.

 

-¿Por eso se dice que la pobreza es el negocio del gobierno?

“El Gobierno se beneficia con la inflación, porque se trata de un impuesto más, donde nadie puede decir que se niega a pagarlo y golpea a los más pobres, a la clase media, porque los ricos, aunque no escapan de esa realidad, tienen mayores posibilidades de sobrevivir ante una situación como la que vive en estos momentos Venezuela”.

Márquez insistió en la necesidad de establecer la autonomía del organismo emisor, la liberación del tipo de cambio y establecer un tope en los gastos del Gobierno.

“En todos los hogares, la familia tiene un límite en sus gastos, planifica sus compras, estudia sus posibilidades de endeudamiento para mejorar su vivienda, adquirir los alimentos, ropa, calzado, cosa que en Venezuela por la actual situación económica es casi que imposible”.

Dijo estar convencido de que la forma de corregir los niveles inflacionarios en Venezuela es colocar un tope en los gastos del Gobierno.

Indicó que el tema económico, de alguna manera, forma parte también de la agenda de negociaciones.

“El país requiere de un cambio urgente en el modelo económico que está destruyendo al país, porque además de generar mayor pobreza, también es un factor de especulación, desabastecimiento de alimentos y productos”.

DICK TORRES/EL Universal