Nacional
UNT exige el cese de la persecución política de Manuel Rosales
Nacional

Enrique Márquez enfatizó que todos los elementos mencionados, unidos a la nueva inhabilitación hecha contra Rosales, luego de seis años de destierro, demuestran claramente que hay evidencia de su inocencia y de ensañamiento

Caracas, 30 de julio de 2015 (Prensa UNT).- Este jueves el presidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo, Enrique Márquez, ratificó en una rueda de prensa, que los hechos ocurridos en los últimos días, donde el principal acusador de Manuel Rosales denunció que fue objeto de coacción para armar un expediente en su contra y perseguirlo políticamente, confirman la política de factores del gobierno para desterrar, amedrentar y encarcelar a la oposición venezolana.

“A seis años de esta nefasta persecución política, hoy salen nuevos elementos que se unen a todas las pruebas que Un Nuevo Tiempo ha consignado tanto en los tribunales nacionales como en la Corte Interamericana de DDHH. El caso de Rosales es un emblema de esa maniobra y estos elementos que están surgiendo desnudan esa persecución”, resaltó.

Márquez indicó que “a finales de 2012 la Interpol, tras recibir la solicitud del gobierno venezolano para que detuviera a Manuel Rosales Guerrero, dictaminó que no había motivos para perseguirlo ni encarcelarlo en el exterior, considerando además que las actuaciones del gobierno venezolano en contra del fundador de nuestro partido tenían un acento predominantemente político, y en esa fecha eliminó la búsqueda que el gobierno quería hacer aún fuera del país a Rosales”.

El parlamentario igualmente se refirió a la declaración que hiciera ese mismo año el ex magistrado Aponte Aponte sobre el caso.

“En Costa Rica, el exmagistrado Eladio Aponte Aponte hizo una declaración jurada frente a autoridades internacionales, confesando que a él se le ordenó impulsar la investigación en contra de Manuel Rosales atendiendo las directrices políticas del gobierno, reconociendo que formalizó acusación sin prueba alguna, y que el entonces contralor Clodosbaldo Russián ya tenía el trabajo adelantado con un sinfín de falsedades”.

Enrique Márquez enfatizó que todos los elementos mencionados, unidos a la nueva inhabilitación hecha contra Rosales, luego de seis años de destierro, demuestran claramente que hay evidencia de su inocencia y de ensañamiento.

“Con el cúmulo de elementos que se han presentado, nosotros le decimos al país que no hay ninguna excusa y mucho menos pruebas que demuestren que el juicio contra Manuel Rosales deba seguir en pie, y en función de eso exigimos el cese de la persecución y su destierro”.

Al respecto, el dirigente de UNT indicó que su tolda política solicita tanto a la Fiscalía General de la República como a los tribunales de justicia “que en consideración de estos elementos y de los documentos que están en el juzgado que cumpla con la Constitución y las leyes, específicamente con el Código Orgánico Procesal Penal, que en sus artículos 174 y 175 prevé la nulidad de todas las catas de investigación en el caso de Rosales por basamento falsos, como queda demostrado en estos testimonios”.

Márquez resaltó que Un Nuevo Tiempo espera que el caso contra Manuel Rosales sea un ejemplo de lo que no debe ocurrir en Venezuela y que ayude en la revisión y resolución del resto de los casos de persecución política e inhabilitación que existen en el país.