Nacional
UNT: Urge plan de emergencia para detener el desastre económico
Nacional

El Gobierno Nacional debe instrumentar un plan económico de emergencia para detener el desastre en el que está sumergido el país, que va rumbo al mayor colapso económico de los últimos 50 años, de recesión económica  y alta  inflación, una combinación peligrosa que se traduce en un proceso de estanflación.

Así lo manifestó el diputado por el Zulia de Un Nuevo Tiempo y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional Elías Matta, quien agregó que la economía venezolana viene cayendo aparatosamente, porque el gobierno de Nicolás Maduro se empeña en mantener una economía fantasma, con un dólar a 6,30 que impide el equilibrio económico y da rienda suelta a la corrupción.

“Mientras Maduro siga empeñado en aplicar un modelo comunista fracasado, responsable de la grave crisis que hoy vivimos todos los venezolanos, la economía venezolana seguirá en caída, llevándonos por el  camino del mayor desastre económico de los últimos 50 años”.

Aseguró que el gobierno lo único que se le ha ocurrido para controlar la crisis es aplicar un sistema biométrico, que ya se ha probado y fracasó, porque la escasez va en aumento, acabaron con la producción y “pulverizaron” el valor de la moneda. “No es posible que un kilo de carne de primera pasa los 800 bolívares y un kilo  de jamón de pierna pasa los 1000 bolívares, esto no lo puede comprar una persona que gana sueldo mínimo. El desabastecimiento se ha profundizado, las colas para comprar los alimentos de primera necesidad recorren toda la geografía del país.

Destacó que Venezuela tiene la inflación más alta del mundo, que vamos camino a una inflación de 3 cifras. Aseguró que el Banco Central de Venezuela decidió no dar más cifras para tratar de ocultar la crisis.  “Todo indica que en el primer cuatrimeste la inflación acumulada supera el 30 por ciento. Además tuvimos  una contracción económica, esto simplemente es una mezcla demoledora, alta inflación y contracción económica, lo que se conoce como estanflación” apuntó enfático el diputado Matta.

Reiteró que  el valor del bolívar fue destruido con un sistema de control de cambio fracasado, que lejos de controlar ha generado un descontrol cambiario, contando hoy con cuatro tipos de cambio, 6,30 bolívares por dólar, 12, 200 y el paralelo en más de 400 bolívares.

“El Simadi resultó ser peor que el Sicad II. La realidad es que casi nadie tiene acceso a divisas en Venezuela, el dólar paralelo se encuentra por encima de los 400 bolívares, al final este cuarto tipo de cambio es el que está marcando el precio de muchos productos, repuestos, alimentos no regulados etc., y los sueldos y salarios estancados, esta realidad destruye la calidad de vida de los venezolanos. Este gobierno comunista recibió el país con un dólar en 545 en 16 años lo han llevado a 400.000, un fracaso rotundo este gobierno y su modelo”.

Recordó el Diputado Matta que las Reservas Internacionales han caído a su valor más bajo en los últimos años 17.776 MM$.  “Es necesario producir los cambios que nos permitan, cómo nación, salir adelante y poder emprender el camino de la recuperación”.

Un Plan de emergencia urgente

Propone en nombre de UNT que es necesario  combatir la corrupción, “el país no puede volver a pasar por casos como el de las empresas de maletín, donde se perdieron más de 20 mil millones de dólares, o casos como el del Fonden que manejó más de 170 mil millones de dólares, de allí salieron grandes fortunas de bolichicos y boliburgueses”.

Agrego que el Estado debe desprenderse de empresas que generan pérdidas y están siendo subsidiadas con dinero de los venezolanos. “Se debe detener el crecimiento irracional y arbitrario del Estado, que solo ocurre para satisfacer las apetencias del PSUV. La nómina pública pasó de 1.412.298 personas en agosto de 1999, hasta alcanzar a 2.436.055 personas en agosto de 2014, es decir, se incrementó en un 72 por ciento”.

Matta señaló así mismo la necesidad urgente de activar un verdadero Fondo de Estabilización Macroeconómica, tal como lo exige la Constitución en su artículo 321, “para ahorrar en tiempos de vacas gordas y poder afrontar cualquier periodo de vacas flacas”.  Igualmente planteó que hay suspender los acuerdos de Petrocaribe y los convenios con Cuba. Detener el financiamiento inorgánico del Estado por vía del BCV y PDVSA. Construir un gran acuerdo gobierno y sector privado para impulsar la producción nacional, y  traer alimentos y medicinas para afrontar la delicada situación.

Finalmente considera que el gobierno debe flexibilizar el control de cambio y los de precios. “No se puede continuar  con 4 tipos de cambio, eso es un caldo de cultivo para la corrupción debemos ir hacia un cambio único”.