Nacional
Venezuela: Banesco denuncia “agencia” que usurpa su nombre dentro de una cárcel
Nacional

El reconocido banco Banesco denunció en Venezuela la existencia de una agencia ilegal y clandestina con su nombre ubicada en la cárcel de Tocuyito, en la región Central del país.

 

La instancia bancaria emitió un comunicado a través de las redes sociales en el cual denuncia la usurpación de su nombre y exige al ente gubernamental regulador de bancos, Sudeban, que cierre dicha agencia bancaria que estaría funcionando desde una de las cárceles más peligrosas del país.

Lea más: ¿Ir de compras a la cárcel? En Venezuela los presos no sufren la escasez
Presuntamente la agencia ilegal estaría permitiendo desde depósitos de dinero en efectivo hasta la apertura de cuentas bancarias.

En la sede de la entidad bancaria identificada con el logo de Banesco, los privados de libertad hasta revisan el monto que hay en sus cuentas.

 

La comunicadora social detalló que el administrador del banco es el pran de la cárcel.

Y es que mientras los ciudadanos de a pie pasan hambre y enfrentan una crisis económica sin precedentes, los pranes o líderes criminales en las cárceles tienen vidas “de lujo” y beneficios.

Hoy los recintos penitenciarios en el país cuentan con pranes (líderes carcelarios, en algunos penales hay uno principal y varios secundarios por sectores, que le rinden cuentas) que ejercen el control; desde las cárceles se planifican y se cobran secuestros vía telefónica, se cobra rescate por vehículos robados, cobran pagos semanales a los otros reos como “vacuna” para poder vivir y estar en los recintos carcelarios del país.

La cárcel de Tocorón cuenta por ejemplo con discotecas, bancas para apostar, piscina, el restaurante “La sazón del hampa”, etc; pareciera que la delincuencia no va a pagar una pena sino a pasar vacaciones.

En la cárcel ubicada en la isla de Margarita sucede lo mismo. Lo que debería ser una cárcel se ha convertido en un lugar para relajarse y desconectarse del exterior; los presos se comportan de una manera excepcional, sus familiares tienen la posibilidad de vivir con ellos, pues todos conviven armoniosamente.

Los reos en este lugar tienen varias piscinas y restaurantes, conexión libre de Internet, un campo de béisbol, una gallera, grupos musicales y hasta un DJ que ameniza las fiestas de los fines de semana. En las cárceles del país los presos no sufren la escasez de alimentos.

Fuente: La Patilla/Sabrina Martín/PanAmPost