Nacional
Venezuela libera a misioneros de EEUU detenidos el miércoles
Nacional

Cuatro misioneros de Dakota del Norte fueron liberados el sábado por las autoridades venezolanas que los detuvieron e interrogaron durante varios días, indicó un pastor de la iglesia a la que pertenecen.

 

Bruce Dick, el pastor principal en la Iglesia Evangélica Libre Bethel, en la localidad de Devils Lake, dijo que los tres hombres y una mujer fueron puestos en libertad el sábado en la mañana tras permanecer detenidos desde el miércoles, destacó la agencia AP.

 

El director de prensa de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, Glenn Guimond, informó que los misioneros abandonaron el país en avión y tienen prohibido regresar durante dos años.

 

Se desconocía el sábado las razones por las que las autoridades venezolanas detuvieron a los misioneros, y Dick dijo que no podía ofrecer mayores detalles hasta que converse con ellos. Señaló que los misioneros viajaron a Aruba, donde tienen previsto descansar cuando menos un día.

 

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela tienen un constante deterioro. A principios de mes, el presidente Nicolás Maduro acusó a Estados Unidos de trabajar con grupos opositores locales para protagonizar un golpe de Estado que incluiría atentados con explosivos contra el palacio presidencial. Washington calificó la acusación de absurda.

 

El pastor dijo que los misioneros fueron trasladados el miércoles de Ocumare de la Costa, una pequeña localidad costera donde trabajaban para establecer una iglesia, a la ciudad de Maracay.

 

Añadió que los misioneros fueron interrogados ininterrumpidamente por las autoridades durante cerca de tres días, aunque desconocía el tenor de las preguntas que les hicieron.

 

Un pastor local venezolano con el que el grupo religioso trabaja a menudo fue detenido con los cuatro misioneros, señaló Dick.

 

Los misioneros recibieron buen trato, señaló Dick, quien agregó que se les permitió que conservaran sus teléfonos celulares, con los que enviaron mensajes de texto y efectuaron llamadas telefónicas breves a sus seres queridos.

 

“No tuvieron temor por sus vidas ni nada, sólo fue pregunta tras pregunta”, apuntó.

 

El grupo ha trabajado desde 2002 con una iglesia asociada en la ciudad venezolana de El Limón, dijo Dick, y han efectuado esfuerzos durante varios años para establecer un templo en Ocumare durante sus viajes anuales.

 

Con información de: El Universal