Nacional
Venezuela se da a conocer a los jóvenes chinos a través de un juego
Nacional

La Embajada de Venezuela en Pekín entregó hoy a alumnos de enseñanza media del país asiático ejemplares de un juego didáctico con el que los chicos podrán iniciarse en el conocimiento de la nación latinoamericana y también sus crecientes relaciones con China.

El juego, llamado Memoria de Venezuela, fue entregado a medio centenar de niños del Colegio Gucheng, en Pekín, aunque también se hicieron simultáneamente regalos similares a institutos de Shanghái, Cantón, Nankín, Shenzhen y Enping (localidad esta última de la que procede gran parte de la comunidad china que vive en Venezuela).

“Con este juego los estudiantes pueden tener una visión cercana de lo que es nuestra Venezuela“, señaló el embajador venezolano, Iván Zerpa, en su visita al instituto, ante alumnos chinos de español a los que animó a interesarse por la cultura latinoamericana.

A través de Memoria de Venezuela, los jugadores compiten por emparejar imágenes en las que se muestran desde la bandera tricolor y el escudo venezolano hasta el mapa del país con sus divisiones administrativas, así como famosos paisajes que van desde el Salto del Ángel a la Isla Margarita, pasando por el pico Bolívar.

También se muestran en el juego las bondades de la gastronomía venezolana, sin olvidar las arepas, así como fiestas tradicionales como los diablos danzantes de Corpus Christi o frutos de la relación entre China y Venezuela, entre ellos el satélite Venesat-1.

“Los estudiantes están muy interesados en este tipo de actividades, porque para conocer un país deben primero comprender su cultura”, resaltó el director del colegio, Li Xianping.

La actividad forma parte del programa de divulgación cultural Ruta de Venezuela, con el que el país suramericano quiere en 2016 aumentar su presencia en China, también a través de conciertos como el que recientemente dio la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño o de exposiciones como la que próximamente se dedicará a Armando Reverón.

“Queremos que no sólo se nos vea como un país con relación comercial, sino también promover la cultura, algo muy importante para la integración entre China y Venezuela“, subrayó el embajador Zerpa a Efe.

Ruta a Venezuela es la culminación de un plan de divulgación cultural en China que comenzó el pasado año con la publicación en mandarín de las obras de Simón Rodríguez, el mentor de Simón Bolívar, y de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, primera latinoamericana que se traduce al chino.

Estas obras se distribuyeron en más de un centenar de universidades, colegios de enseñanza media e instituciones de estudio jurídico de China. EFE