Nacional
VP denuncia que hay una ilegalización de facto tras detención de su dirigencia
Nacional

Juan Andrés Mejía, dirigente nacional de Voluntad Popular, junto a Juan Pablo López, coordinador de organización en el municipio Libertador y Gabriel Afonso, secretario ejecutivo del equipo regional de activistas del municipio Libertador, denunciaron la detención arbitraria e ilegal del activista de la tolda naranja Enrique Sierra, quien fue aprehendido en la sede del Sebin de Plaza Venezuela, cuando se disponía a recabar información sobre su hermano apresado horas antes. Los dirigentes naranjas aseguraron que esta nueva medida privativa de libertad al militante de Voluntad Popular representa la ilegalización de facto de la organización política.

Afonso informó que a Sierra se le imputan los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir y violación de zona de seguridad, causa que reposa en el Tribunal 34 de Control. “Cuando tuvimos acceso al expediente vimos un acta del Sebin donde inventaron que Enrique Sierra fue detenido en las adyacencias del Palacio de Justicia el día miércoles en el marco de la audiencia preliminar que se le seguía al líder de Voluntad Popular Leopoldo López. Estos tres delitos que se le imputan no están relacionados con las pruebas que allí mostraron. Ese expediente es muy parecido al de Leopoldo López y Rosmit Mantilla, lo que nos hace pensar que tenemos un poder judicial que aplica un mismo formato para apresar a todos los que estamos en la calle buscando la libertad de Venezuela. Tenemos un poder judicial sumiso a las órdenes del régimen”, fustigó.

Por su parte Juan Pablo López, reiteró que la criminalización a la disidencia así como a Voluntad Popular son prácticas fútiles de un régimen dictatorial y totalitario. “Enrique Sierra es otra víctima más de la dictadura, él es un dirigente social de la parroquia El Junquito, fundador de las redes populares de nuestra organización, él es reconocido por su trabajo social y deportivo. Hoy continuamos diciendo que pensar distinto no es un delito, lo que está viviendo Leopoldo López, Alexander Tirado, Enrique Sierra, Rosmit Mantilla, los estudiantes detenidos y el resto de los presos político son prácticas dictatoriales de este régimen. El delito de Sierra es ser militante en Voluntad Popular. Hoy VP no solo está amenazada de ser ilegalizada ante el Consejo Nacional Electoral, ya es ilegalizada de facto, nuestro color parece ser ilegal, así actúan las dictaduras”.

Para Mejía esta nueva aprehensión representa un episodio más de la persecución política que se vive en Venezuela, exhortó al gobierno nacional a corregir sus políticas y a los funcionarios públicos a actuar apegados a derecho. “No importa la condición social, la condición de estudiante o joven luchador, trabajador, aquí en este país cualquier persona que disienta o exprese abiertamente su descontento con lo que está pasando en Venezuela es automáticamente criminalizado. Enrique es víctima de un poder judicial que en lugar de estar persiguiendo al hampa, a los responsables de los miles de homicidios, los cientos de secuestros, se dedica a perseguir a estudiantes, a dirigentes políticos y a jóvenes luchadores. Estos amedrentamientos no nos van a frenar, estamos convencidos de que estamos del lado correcto de la historia, estamos trabajando por un país donde todos los derechos sean para todas las personas. No hay razones para que Enrique Sierra y su hermano continúen tras las rejas”, destacó.