Nacional
VP remueve a Florido de la comisión de Política Exterior por diferencias con el partido
Nacional

Desde la tolda naranja se asegura que las disyuntivas no van más allá de la designación de delegados en el exterior para atender la diáspora, aunque la premisa cobró notoriedad con el pronunciamiento del padre del preso político Leopoldo López
Andrea Tosta | Distrito Capital | El Pitazo

Caracas.- La directiva de la Asamblea Nacional (AN) atribuye a “problemas internos” del partido Voluntad Popular el cambio de fichas en la comisión de Política Exterior. El presidente de la AN, Omar Barboza, desestima que pueda involucrarse en los conflictos de la tolda naranja pese a su cargo. “Aunque considero que en el procedimiento hubo errores dentro de la comisión, son errores que internamente pudiéramos haber resuelto nosotros”, declaró a El Pitazo.

El segundo vicepresidente de la AN, Alfonso Marquina, concuerda con el zuliano, aunque se reserva mayores comentarios. “Para tener una armónica convivencia entre las distintas fracciones, ninguno de nosotros opina sobre los problemas internos de otras organizaciones”, indicó a El Pitazo. Sin embargo, soltó que existían diferencias “en cuanto a la representatividad de Florido, que solo la puede ejercer el presidente del Parlamento nacional, de acuerdo con la Constitución y el propio reglamento de Interior y Debate”.

La mañana de este 12 de junio fue el mismo diputado Luis Florido quien planteó su separación de la presidencia de la comisión de Política Exterior, según informó Barboza a El Pitazo. El aviso le evitó a la directiva actuar frente al comunicado público que emitió la organización política el domingo 10 de junio. VP difundió que el diputado Francisco Sucre asumiría la gestión de Florido, pese a que éste fue ratificado en su cargo a inicios de 2018 y que la mera comunicación corresponde al Parlamento de acuerdo con el reglamento.

En nombre de VP, el diputado Juan Guaidó aseguró este 12 de junio fuera del hemiciclo de sesiones que las razones para la separación de Florido eran sencillas: diferencias con la Unidad en la separación de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la designación de delegados internacionales para tener mayor comunicación con las colonias de venezolanos en el exterior.

La primera razón se solapa con la labor que Florido desempeñó desde el inicio de su gestión, siendo incluso uno de los impulsores a nivel regional de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. La segunda, Guaidó la atribuyó a “diferencias en la dirección” del plan del que Florido se ufana de haber sido aprobado por unanimidad dentro de la comisión y desarrollado para ayudar a la diáspora venezolana. “Era un tema bien complejo por no manejar recursos ni canales de comunicación correctos”, alegó rápido Guaidó, quien insistió en que no había “nada más allá de eso”.

En los pasillos de la AN se comenta que la designación de los delegados internacionales -que rompe con el precepto de territorialidad del Parlamento- fue la gota que derramó el vaso de las problemáticas de Voluntad Popular. Como asomó el diputado Juan Andrés Mejía en Unión Radio sobre la organización de la diáspora, “Luis tenía una visión de cómo avanzar y el resto del partido otra. Fue lamentablemente imposible alinear ambas posturas”. Florido anunció este 12 de junio que iniciaría una gira por Venezuela “para solidarizarse con los que sufren”.

La hipótesis de los problemas internos salió a la luz cuando Leopoldo López padre difundió por su cuenta de Twitter mensajes desaprobatorios de su gestión después de que la tolda anunciara su separación de la comisión de Política Exterior. “Mi mejor consejo para Luis Florido es que renuncie a su partido pues bien parece que no comparte ni valores ni valor”, reza el tuit. “Puede ser la teoría de que el padre habla por su hijo que no puede dar esos pronunciamientos públicos, porque está bajo arresto”, comentó una fuente parlamentaria a El Pitazo.

“Debería ser una cosa normal que un partido decida sustituir a un representante, pero como tuvo todos esos antecedentes de opinión pública y redes sociales, causó toda esa expectativa”, lamenta Barboza. El movimiento generó controversia en las redes sociales sobre supuestos pagos en moneda extranjera a la AN, particularmente a Florido, quien estuvo a la cabeza de la comisión desde que se instaló la nueva AN en enero de 2016. El diputado se vio forzado a desmentirla este 12 de junio.

Desde la biblioteca del Palacio Legislativo y respaldado por militantes de la tolda naranja, Florido denunció que se habían tejido distintos “escenarios y acusaciones” a raíz de su separación del cargo. Mostró  a las cámaras la cadena de WhatsApp que generó la polémica. “Los diputados no recibimos medio”, se quejó frente a los medios de comunicación, y agregó que sus labores las desempeñan “por amor a nuestro país con el apoyo de nuestras familias y amigos”.

Destacó que la comisión de Política Exterior tampoco maneja recursos: “Hay que tener un desconocimiento y perversidad total de pensar que el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea van a otorgarle dinero a la comisión de Política Exterior”. Para Marquina, es una “gran infamia” la acusación. “Es una pretensión desmedida de descalificar moralmente a un parlamentario, pero que además pretende descalificar a la misma Asamblea Nacional”, planteó a El Pitazo.