Opinión
5/JULIO/17: PARAMILITARES ASESINOS
Opinión

Por: Román Ibarra

@romanibarra

Para: Diario 2001

El bochornoso y criminal acto de violencia perpetrado por los asesinos paramilitares pagados por el gobierno de Maduro, merece el más rotundo repudio mundial. Volvieron a hacer de las suyas, esta vez contra la soberanía del pueblo, toda vez, que atacaron la sede de la Asamblea Nacional, golpeando con saña, y portando armas de fuego para herir a nuestros diputados, y destruir el recinto sagrado del parlamento venezolano.

Asesinos, y cobardes enviados por el gobierno comunista y ladrón, que no se conforma con la destrucción del país en términos económicos y sociales, sino que ahora también pretende acabar con la voluntad política del pueblo, usando la fuerza bruta para obligarnos a hacer lo que con los votos ya más nunca conseguirán.

Ya lo había anunciado el dictador cuando dijo en los medios de comunicación que conseguiría con las armas lo que no pudiera conseguir con votos. Aprovecharon la transmisión televisiva del desfile con motivo de la fiesta patria del 5 de julio para asaltar con sus ¨perros rabiosos¨ la sede del parlamento. Hipócrita y mil veces hipócrita Maduro al decir que condenaba los hechos violentos ocurridos en la AN, cuando todo el mundo sabe en nuestro país que esos delincuentes actúan bajo sus órdenes.

Así es como le dice al mundo que solo él representa la paz. Suponemos que se refiere a la paz de los sepulcros, porque ellos los comunistas, sólo representan la barbarie; la corrupción; la destrucción; el odio, y la muerte!

Esa conducta criminal y cobarde se debe a su insensibilidad, y rabia  porque sabe que el pueblo venezolano siente el más profundo odio, y repulsión hacia él por haber destruido la tranquilidad de la ciudadanía, llenándola de hambre, y miseria.

Eso es lo que nos espera, si llegara a concretarse la propuesta de asamblea nacional constituyente que intenta imponer contra la voluntad del 90% de la población, que aspira a que el país salga de esta catástrofe del comunismo, y se abran espacios para el trabajo creador de todos hasta alcanzar el progreso y desarrollo mediante la existencia de un gobierno democrático que garantice la participación e igualdad de oportunidades para todos.

Cuántos muertos y heridos faltan para que estos insensatos se den cuenta de que el cambio es urgente, y necesario? No les basta haber destruido al país en los últimos 18 años?

Ya es hora de que el mundo civilizado actúe contra esta corporación criminal que destruye a nuestro país, y sus instituciones. Hay demasiadas acusaciones y evidencias que vinculan con suficientes elementos de convicción a muchos de los más altos personeros del gobierno con la comisión de delitos de lesa humanidad; con el narcotráfico, y nada pasa.

Es que acaso Venezuela no ha sido solidaria con el sufrimiento de casi todos los pueblos del mundo? Esta es la hora en que necesitamos que la voz de los gobiernos decentes del mundo se pronuncie contra los actos bárbaros que se perpetran desde el poder. No se trata de que nos resuelvan el problema, pero sí de que medien para alcanzar salidas políticas antes de que sigan asesinando a la población civil, pacífica y desarmada con sus grupos paramilitares.

Como católicos fieles exigimos una palabra precisa y un compromiso del Papa Francisco con la causa democrática venezolana; ya no valen aproximaciones su santidad, usted mismo ha sido burlado por estos salvajes.

Pedimos al mundo entero una acción solidaria con los venezolanos: ayuda humanitaria urgente; libertad de los presos políticos; celebración de elecciones; respeto a la AN, y designación de magistrados en el TSJ.

Roman Ibarra

35 Artículos