Opinión
Anastasio Mago
Opinión

Es creyente de la astucia para sacar provecho  por lo que se ubica en el escepticismo ordinario, pues necesita la evidencia para creer. No duda de que el conocimiento es posible y que en política se acompaña con la habilidad de meterse por el ojo de una aguja, posibilitando que los episodios gubernativos sean aprovechados por suspicaces quienes conforme a las circunstancias proceden.

Estima que ha de analizar al país donde ha morado para convencerse en cuál corriente ha permanecido desde los 18. La tarea supone acariciar los diversos episodios en el proceso histórico de una nación que ha luchado por convertirse en tal, diferenciando a quienes en rigor  se lo han propuesto de los astutos que se aprovecharon de los eventos, convencido de que numéricamente los últimos superan con creces a los primeros. Ello le permitiría acotar semejanzas y diferencias entre los acontecimientos de esa perogrullada travesía.

El estudio lo inicia con la Revolución del 45 coincidiendo que con él comienzan los derechos políticos y sociales (Carrera/Bruni Celli). Es uno de los pocos hechos caracterizados porque quienes ejecutaron la gesta no permitieron a los merodeadores  del poder que al no ver satisfecha la sagacidad pulverizaron la iniciativa, complaciéndose cuando Gallegos es depuesto por un alzamiento (el 2 episodio a tomar en cuenta) que comandan 3 coroneles (Delgado/Pérez/Llovera) a la usanza de las dictaduras castrenses. Esgrimen sectarismo político, minoría en el gobierno, milicias partidistas, saboteo de partidos, penetración de militantes en las FFAA. Para Mago los alzados en este acaecimiento confluyen como autores y aprovechadores, estos últimos directa e indirectamente, por lo que terminan siendo muchos, adicionándose pancistas. Al parangonársele con el 99 aparentemente las causas fueron distintas, a pesar de que no se ha entendido el mensaje del madrugonazo de febrero. Lo que sí hemos padecido durante casi 2 décadas es el “por ahora” de aquella mañana.

Al contrastar con más detalles 1945, la presidencia de la Junta dirigida por Betancourt, la Jefatura de Estado de Gallegos, la Junta de Delgado y luego de Pérez Jiménez, la de Larrazábal y los gobiernos estatuidos al amparo de la soberanía popular, fructífero episodio de 4 décadas sustentado en una democracia pactada por las mayorías nacionales y escriturada en la elogiada Constitución de l961, Anastasio reconoce en contraste con el 99 eficiencia de ministros con preparación para la tarea. No se sorprende que  el trienio del 45 estuviese influenciado por una tendencia populista por ser la corriente que prevalecía en América Latina como remedio ante la urgencia de adelantar providencias sociales ante la precariedad humana y por no haberse entendido todavía el Estado de Bienestar de Europa. Le complace que el movimiento del 45 estatuya mecanismos para sancionar el enriquecimiento ilícito declarando incursos en la práctica a Medina y a López, herederos de la dictadura (JV Gómez) que gobernara a un pueblo como a una montonera. Precisa que se castiga también en el quinquenio democrático de Betancourt mediante decisiones apegadas en rigor a la Ley y respetando el derecho a la defensa a jerarcas del régimen dictatorial de fortuna abusiva y notoria. Durante las 4 décadas democráticas la ilicitud patrimonial fue relativamente controlada y son unos cuantos políticos de entonces a quienes el pueblo admira por su honestidad. Para finalizar Mago se demanda dar otro vistazo a los acaecimientos a los cuales se ha referido y los últimos 16 años. Constata que el contraste es absoluto entre los beneficios de aquellos con los errores y las consecuencias de  esos últimos. Para Pepe Mujica el socialismo de Chávez no construyó un car… Anastasio estima que se requiere un esfuerzo colectivo, unitario y decidido para rescatar a la patria, preguntándose si será el de las elecciones para la AN, cuya fecha ha sido anunciada. Más que responderse concurre a opiniones que afirman que el gobierno teme al triunfo de la oposición debiendo aceptar los comicios para no convertirse de facto en un régimen dictatorial (Mires). Pero también que la oposición comete un error al promover su posible triunfo como una panacea de cara a la crisis nacional (I. Hernández). No vislumbra tan fácilmente la vigencia de que la relación entre los poderes del Estado moderno es de conflicto armónico, porque solo así ninguno puede ejercer tiranía (CR. Hernández), pues todo depende del cristal con que se mira (Savater). Decide que no participará con los abstencionistas. Tal vez lo llamen confundido, pero es que Anastasio ha sido un fiel lector de Nietzsche, Azorín, Strauss y Reese, aunque cree que una decisión es correcta si aumenta la felicidad general, lo que revela haber manoseado también a Kant, Mil y Marx. Hubiera sufragado con más gusto si los diputados escogidos representaran con mayor legitimidad al pueblo y poseyeran experiencia para reedificar a la nación.

Luis Beltran Guerra

Doctor en Derecho, Harvard University. Profesor de Derecho Administrativo - Fundador (Partner) Luis Beltran Guerra
7 Artículos
luisbguerra
luisbguerra