Opinión
BICENTENARIO DE 1817
Opinión

La caída de la dictadura de Pérez Jiménez, sembró un conjunto de creencias en la imaginación colectiva de los venezolanos que, desafortunadamente, han terminado por evanescerse dejando la marca dolorosa de las ilusiones perdidas.

Luego del despegue de la Vaca Sagrada y superados los momentos de convulsión en los que Castro León a la derecha y los conjurados de Carúpano y Puerto Cabello a la izquierda, marcaban (suponíamos) los estertores del militarismo, tuvimos la certeza de que nunca más un soldado venezolano atentaría en contra de las Leyes la República. Sin embargo en 1992, el 4 de febrero y el 27 de noviembre, oficiales felones traicionaron su juramento para intentar sangrientos golpes de estado.

También creíamos que las instituciones forjadas al calor del “Espíritu del 23 de Enero” y consolidadas por años de comportamiento  cívico con apego a los principios democráticos, tenían la solidez necesaria para perdurar eternamente. Sin embargo henos aquí viviendo bajo un régimen que, al secuestrar las elecciones que debieron celebrarse el pasado año, dejó caer la última hoja de parra para exhibir con impudicia su carácter despótico.

Más allá de la falta de resultados concretos de los esfuerzos del año pasado, el actual estado de desánimo y frustración que afecta a la oposición democrática venezolana también tiene que ver con esas ilusiones perdidas.

En lo que a mí respecta, el recordar que 2017 es el año bicentenario de grandes acontecimientos de la historia neoespartana, me ha permitido recuperar brío y renovar mi compromiso de lucha. En momentos en que el blues suena con fuerza en el alma nacional es útil tener claro que la construcción de la grandeza nacional es un proceso de largo aliento que reclama un incesante esfuerzo intergeneracional.

Este año celebraremos el bicentenario de la altiva respuesta de Francisco Esteban Gómez a la grosera intimación del tirano, de la espléndida victoria en Matasiete, del heroico sacrificio en el Fortín de La Galera y de la extinción del despotismo español en Margarita. El despotismo de Maduro, como el de Morillo, también cesará.

https://manuelnarvaez.wordpress.com/2017/01/25/bicentenario-de-1817/

Manuel Narvaez

71 Artículos