Opinión
CARAMBOLAS
Opinión

Nuestra mente tiene comportamientos que todavía se niegan a desvelar el misterio de las claves que permitirían comprenderlos y controlarlos. Por ejemplo, poco sabemos sobre la complejidad del proceso de asociación de ideas. Nunca deja de sorprendernos que un estímulo cualquiera, desencadenado por los sentidos o elaborado por la razón, se convierta en una suerte de bola de billar que va tejiendo insólitas carambolas. Identificar con precisión la trayectoria de tales “carambolas”, no siempre es fácil. El talento de Auguste Dupin, aquel portentoso personaje de los cuentos de Poe en las Narraciones, continúa siendo un don extraordinario.

Este fin de semana leí el artículo de Luis Vicente León titulado “El Niño Muerto”. Neomar Lander, el niño muerto, tenía diecisiete años. Por contraste dolorosamente punzante con esa tragedia, pensé en el poema “Romance”, escrito por Rimbaud a esa misma edad, que comienza con el verso “Nadie es serio a los diecisiete años” y que continúa narrando las sensaciones de un joven que disfruta de los placeres que ofrece la temporada veraniega, mientras conoce el éxtasis y las tribulaciones del primer amor.

Luego recordé que hace muchos años asistí a un taller en el que Luis Alberto Crespo (cuando todavía no se había convertido en el infame crítico literario que considera a Chávez como un gran poeta) sentado junto a Alfredo Silva Estrada, habló con viva intensidad sobre cómo la  aventura africana había calcinado al talento poético de Rimbaud. A continuación, pensé que la revolución bolivariana involucionó como Rimbaud: su producción se detuvo cuando decidió dedicarse a hacerse rico. El amor de la revolución por los bolívares, no importa si devaluados, también terminó por calcinarla.

Especulé entonces sobre el destino que habría conocido Rimbaud, de no haber cruzado su vida con la de Verlaine. Quizá, habría encontrado algo de reposo para su espíritu y habría vivido más tiempo y con más felicidad. Finalmente pensé que los venezolanos nos habríamos ahorrado la tragedia que estamos viviendo, si Chávez, “el esposo infernal”, no se hubiera unido a Fidel, “la virgen loca”.

https://manuelnarvaez.wordpress.com/2017/06/14/carambolas/

Manuel Narvaez

67 Artículos