Opinión
CIERRE DEL NOVENO INNING
Opinión

Por: Román Ibarra

@romanibarra

Para: Diario 2001

Maduro que ayer lucía, y se creía todopoderoso después de las ¨victorias¨ amañadas en las regionales y municipales, producto de la violación sistemática de la Constitución, con el acompañamiento y complicidad de las instituciones secuestradas y serviles a sus designios totalitarios, hoy luce errático, suplicante y asustadizo.

Son varios los eventos los que lo ponen a pensar, y a buscar salidas más allá de que su verdadera intención es la perpetuación en el poder a cualquier precio.

Muy mal le salió la jugada, mediante la cual intentó engañar –otra vez- a la oposición y a los países garantes de las negociaciones en República Dominicana, con la complicidad de ese sujeto deleznable llamado Rodríguez Zapatero, porque la oposición no cayó en su trampa y no firmó la estafa en la que se le pretendía embaucar.

Los cancilleres de México y Chile, cansados de las trabas y provocaciones del gobierno y sus representantes en la mesa, se vieron obligados a retirarse como protesta por la falta de seriedad del oficialismo.

Acto seguido a la ruptura de las negociaciones en República Dominicana, ordenaron a sus cachifas del CNE que fijaran la fecha de las presidenciales para el 22 de abril-18, a toda carrera para evitar la posibilidad de que la alternativa democrática se organice, es decir, actuando con el ventajismo que da el poder sin control, y sin instituciones independientes.

Les salió el tiro por la culata, pues el mundo civilizado, esto es, gobiernos democráticos; parlamentos libres; organismos multinacionales, así como personalidades influyentes del mundo entero casi que al unísono exigieron el cumplimiento de nuestra Constitución para garantizar elecciones libres, y democráticas, o de lo contrario no reconocerían el resultado de unos comicios fraudulentos en su convocatoria por una ANC chimba, y organizadas por un CNE integrado por militantes obedientes del oficialismo; absolutamente parcializadas al servicio del comunismo y la corrupción.

No podrán continuar en ese camino malhechor, toda vez, que seguirán siendo sancionados y además no conseguirán un solo dólar fresco en el mercado internacional que no sea avalado por la AN, como corresponde constitucionalmente, amén de que seguirán siendo cercados por los gobiernos del mundo civilizado para obligarlos a entregar las condiciones a las que ya habían accedido, y que luego –malandros al fin- violentaron intentando añadir cosas que no habían sido recogidas en el documento inicial.

Lo cierto es que ahora tienen el ¨santo de espaldas¨ producto de sus propias fechorías, porque Estados Unidos; Canadá; México; el Grupo de Lima; la Unión Europea en pleno, así como diversas personalidades del mundo entero repudian los incumplimientos y engaños reiterados del gobierno comunista de Maduro, dirigido por los chulos de la dictadura cubana.

Ahora la oposición venezolana en perfecta alianza con la comunidad internacional debe proceder a confrontar al gobierno para arrebatarle las condiciones electorales, ayuda humanitaria, libertad de todos los presos políticos, y un CNE imparcial para poder participar (tal como reza el documento del Grupo de Lima), pero previo a ello, debería estudiar ya la posibilidad de realizar un referéndum antes de abril para que el pueblo venezolano decida en qué condiciones quiere participar, y con esas credenciales exhibir ante el mundo nuestro talante democrático; tiene que ser una expresión popular masiva que demuestre la mayoría que somos quienes nos oponemos a la miseria que significa vivir en un régimen comunista y traidor de los venezolanos.

Luego de ese referéndum, y con una participación masiva, ofrecer al país una candidatura de consenso, única y unitaria para derrotar y dejar en el terreno a Maduro y sus secuaces!

Roman Ibarra

73 Artículos