Opinión
Dedíquense a Gobernar y Dejen la Pantomima Política
Opinión

La crisis todos los días se agrava en Venezuela y el gobierno se tapa los ojos y oídos porque no le interesa garantizar a los venezolanos el bien común. Maduro y su combo de trasnochados hundidos en el fracaso no han entendido que el país requiere un cambio, y que ese cambio viene en indetenible desarrollo.

Los venezolanos seguimos pagando las consecuencias de un gobierno fracasado. La inflación cada día se incrementa y ya el salario mínimo no alcanza ni para media canasta alimentaria. Un hogar promedio es absolutamente insostenible con uno, dos y hasta tres salarios mínimos. Por otra parte, la demoledora escasez nunca antes vista en Venezuela; el pueblo hace cola para poder adquirir los insumos básicos racionados, lo cual es violatorio de la constitución en el sentido de la garantía de la dignidad de la persona  humana.

La inseguridad sigue acabando con los ciudadanos en todas partes del país.  El hampa no distingue edad, sexo, posición política ni condición social. Azota a todos por igual y esto es algo que debe más que preocuparnos, ocuparnos. Por eso rechazamos desde este espacio la actitud pasiva del régimen frente al hamponato. No podemos seguir permitiendo que los desadaptados sociales sigan teniendo espacios para delinquir, amparados por la impunidad que impera en nuestro sistema.

Lo realmente lamentable es la actitud de un gobierno irresponsable que se siente derrotado y que ya puede ver la paliza que propinaran las fuerzas democráticas de Venezuela en las elecciones parlamentarias. Maduro trata de desviar la atención con la resolución del Presidente de Estados Unidos, implementando un pseudo-discurso nacionalista que ya nadie le cree. Además, en este sentido hemos de sumarnos al planteamiento de preocupación y rechazo del partido Un Nuevo Tiempo en relación a la obligación que le han impuesto a los niños y adolescentes en las escuelas para que rechacen el pronunciamiento norteamericano. Ya basta de abusos de poder y de tratar de imponerle la forma de pensar a los jóvenes del país. Como dijo una vez Rómulo Betancourt: “Inmiscuir la política dentro de las aulas de las escuelas es un delito de lesa patria”.

De manera que nosotros hoy reafirmamos nuestro compromiso de lucha frente la crisis social, económica y política que padecemos! Nuestro mensaje al gobierno es claro: dedíquense a gobernar y dejen la pantomima política. Vamos a debatir los grandes problemas del país y confrontemos nuestras ideas con respeto. Los venezolanos quieren tranquilidad, ofrezcámosle soluciones a los graves problemas que aquejan a todo el pueblo.

A nuestros compañeros demócratas los sigo llamando a unirnos cada día con más fuerza. La cohesión en este momento trascendental e histórico es una responsabilidad que tenemos. Vamos juntos a recorrer casa a casa, pueblo a pueblo, barrio a barrio con un mensaje de fe y esperanza. Ganaremos la Asamblea Nacional y la pondremos al servicio de los venezolanos.
¡Combatir hasta triunfar!

Williams Davila

18 Artículos