Opinión
El Golpe es hoy
Opinión

El vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello, aseguró que la oposición venezolana planea un golpe de Estado la primera quincena de mayo. Se acerca el fin del plazo anunciado, mi esposa está vestida de gala, prepara el almuerzo y saca la última botella de whisky que queda en el bar,  mientras tanto yo reviso todas las páginas web y cambio compulsivamente de canal, espero el comunicado oficial, que suene el himno nacional y a continuación una voz que nos diga: hoy hemos dado un golpe contra el Presidente y en 30 días vamos a elecciones. Con ganas espero lo cohetones pero pasan los minutos y nada.

 

Por más ridícula que parezca la escena descrita, no se compara con la bufa declaración del diputado, pasado varios días, todos los voceros revolucionarios  repiten y  a la fecha no hay un preso, una prueba, un culpable. El Presidente lo plantea de manera permanente y en toda la región se pone de moda la cantaleta. Cuando los gobiernos de la izquierda son interpelados por su desempeño, por corrupción o incumplimiento de la ley,  sacan la espada y repiten “Golpe de Estado”. Ese es el manual.

 

Los líderes de la izquierda latinoamericana se pusieron de acuerdo y corean juntos contra el imperio para evadir su responsabilidad y se defienden entre todos de las críticas a  sus pésimas gestiones. El grito fantasioso de “Golpe” se propagará desde Venezuela, pasará por Ecuador, Bolivia, Brasil y seguramente tocará todos los seudo revolucionarios de la región e Iberoamérica: sus candidatos, presidentes, diputados, políticos y seguidores.

 

Este grito se repetirá hasta que los oídos sangren y paralelamente mostrarán sus peores caras  para mantener el poder con  una codicia desmedida y crueldad sin límite. La estrategia se contempla acelerando a fondo el motor revolucionario para engordar todavía más sus bolsillos, eso sí, poniendo como excusa la defensa de la revolución, el combate contra el imperio y sus lacayos en una eterna arremetida contra sus gobiernos.

 

Golpe de Estado, golpe continuado con golpe tuyero

 

Pero veamos, ¿qué es un golpe de Estado?, en su concepto base se entiende como “la toma del poder político, de un modo repentino y en la mayoría de los casos violento, por parte de un grupo de poder de ideología diferente, o no, a la del gobierno al que se destituye, vulnerando lalegitimidad institucional establecida en un Estado, es decir, las normas legales de sucesión en el poder vigente con anterioridad.”

 

Al profundizar un poco más en el concepto existe una diferencia que depende de la  identidad de sus autores, suele presentarse  como el golpe de palacio o golpe de Estado constitucional, cuando la toma del poder es ejecutada por elementos internos del propio gobierno, incluso de la misma cúspide gubernamental.

 

El concepto va dando un poco más de luces, tenemos un repetido y permanente golpe desde el poder a la Constitución, las instituciones revolucionarias están empeñadas en destruir la poca legalidad y legitimidad del gobierno de Maduro. Nombran magistrados entre gallos y medianoche, se auto aprueban decretos de emergencia económica, dictan otros para defender ministros, arbitrariamente desalojan a los diputados electos por Amazonas y seguirán su ruta de destrucción del Estado para darle paso a una nueva forma de poder.

 

Hay un  poder revolucionario basado en sentencias pero sin gente, en la represión y el sacrificio de un pueblo que vive en una cola para sobrevivir, mientras una cúpula gubernamental le tuerce el brazo a la legalidad  para darle paso al barbarismo, y de manera acompasada el TSJ, CNE, Defensor, Fiscal y Contralor hacen los acordes y arranca el cuatro, sigue el ritmo de las maracas y el arpa y el cantante, desde la tarima y en repetidas cadenas  televisivas, da las órdenes. ¿Es posible mantener esta situación?

 

Eureka… Diosdado tenía razón “la oposición” dio un golpe.

 

¿Qué es la oposición?, en términos simples es la acción y efecto de oponer u oponerse; proponer una razón contra lo que otra persona dice, poner algo contra otra cosa para impedir su efecto, objetar un designio. Si eso es oposición entonces es la cúpula corrupta del PSUV la que  dio el golpe y lo continúa dando, sus ansias de poder desmedido se oponen al designio de la mayoría del país, que al elegir 112 diputados manifestó su voluntad de cambio.

 

Esa misma cúpula que dinamitó su capital político en 3 años, insiste en volver polvo cósmico sus posibilidades dentro del sistema democrático, bloquean cualquier salida pacífica y electoral a la crisis, porque en cualquier elección están perdidos. En su empeño de poder se llevan por el medio el andamiaje institucional, revuelcan la Constitución y pretenden invalidar a la Asamblea Nacional.

 

Hoy los opuestos al cambio, hacia un país de progreso, se unen en un cuento que resume su destino y es que la rosca boliburguesa es como un conjunto de música llanera revolucionaria. Me hacen imaginar una versión de muy mal gusto de un imitador gordo con bigotes de Lilia Vera, que cantando desafinado y al ritmo del reguetón, se le olvida la letra de la canción “Montilla”.

 

Arrancan las maracas y el cuatro, al poco tiempo los instrumentos se van silenciando, queda sólo la voz del cantante; parece ser más un golpe repetitivo, sin ritmo, se va quedando solo, el grupo se baja de la tarima- no hay sacrificio que valga por un mal cantante-,  su equipo de seguridad se cansa de parar botellazos y le pide que abandone el escenario. Al fondo del lugar un borracho pide que busquen a otro, “ese tipo no sirve para nada”.

 

Aquí la versión de Lila Vera que sin duda no es el caso del doble bigotón.

Jesús Rafael González

Venezolano, Politólogo UCV, Profesor EEPA-UCV, Especialista en Gobernabilidad y Gerencia Política, Consultor Independiente.
7 Artículos
chuogonzalez
chuogonzalez