Opinión
El histórico oficio de ser salvaje
Opinión

  Los opuestos a la civilidad son el salvajismo y la barbarie. Un grupo de guerreros romanos al mando del general Sila bordeó el Adriatico para atacar por el norte y acabar con la primera civilización de occidente en el 146 a.C. Fue en Cartago el desenlace y atrás quedaron los vestigios de  Grecia, que debilitada por sus guerras intestinas fue despojada de todo, hasta decapitaron estatuas de sus dioses y le cambiaron sus nombres. Esos  que nos legaron la convivencia con reglas  y el método de pensamiento racional fueron ignorados para mal de la humanidad y tardamos 2000 años en redescubrir y entender que la democracia es el mejor sistema político de la historia.

 

Una centuria después  esos soldados convertido en  legiones, curtidos en guerras y saqueos, con formación militar y armas, estructuraron un estilo de gobierno de dominación  prolongada en los territorios conquistados, primero la Republica SPQR -Senatus Populus Que Romano- y luego el imperio de los Césares (23 aC-450 dC)

Sed por la bebida roja

 

  El vasto imperio logrado a sangre y fuego fue correspondido en sus acciones y asediado  en múltiples ocasiones  por todos los flancos durante su existencia por los barbudos cara pintada de barro que blablaban afuera de  los muros. Estos con empeño y extrema violencia  durante siglos lograron que lo dividieran en el de Occidente y el de Oriente, para finalmente  acabarlo. La primera en atacar ferozmente fue Boudica en el 25 dC  al norte en Britania, luego los vándalos en el 85 dC, que comenzaron en Germania fueron sumando tribus en el camino y pasaron  exitosamente por las Galias hasta llegar a saquear Roma, finalmente pararon en Hispania- en el siglo V.

 

En oriente en el 1260 los terribles Mongoles al mando  el Kublai Kan derribaron parte de la gran muralla y se hicieron de China fundando la Dinastía Yuan; en cuanto al nuevo mundo la codicia de los conquistadores españoles sobre pasó la experiencia y unos barbaros con armadura en nombre de la la iglesia saquearon y acabaron con la mas importante civilización del nuevo mundo,  la azteca a punta de pólvora y bacterias. En el norte siglo XVI las primeras aldeas de colonos ingleses y holandeses fueron exterminadas a machete y flechas por indoamericanos en trapos, así es la historia que no cambia e insiste.

El triunfo del más agresivo  

 

  Los muros no solo son de piedra, también son de mentes atrasadas, poco educadas  o taradas fáciles de dirigir. De allí que las hordas solo obedezcan al fruto de sus salvajadas, el premio, mujeres, tierras, comida y oro, es decir un estilo de vida robado.

 

Pero lo que si esta claro es que desde el comportamiento forjado por los primeros conquistadores, Alejandro Magno y sus andanzas  en Persia y e India pasando por los romanos, britanos, galos, germanos, hispanos, hunos, vikingos, mongoles,  árabes y conquistadores de la edad media, todos terminaron tomando el poder asediado.

 

La humanidad  siempre avanzó entre ríos de sangre y ruinas saqueadas e incendiadas con odio. Algún parecido con los hunos criollos? No?

 

La dictaduras verdes de America latina acostumbradas a la corrupción  climatizaron su producto fascista y lo barnizaron con populismo, una nueva forma de saqueo para acabar con países potencia,  Perón en Argentina, Getulio Vargas en Brasil, Velasco Alvarado en Perú y Chávez en Venezuela.

 

Ese cuento de que los buenos siempre ganan es de Hollywood. Los malos ganan la mitad de las veces, lo que pasa es que luego se medio civilizan y comienza otra novela. La reconstrucción para la destrucción.

 

 @mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
62 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon