Opinión
El punto de quiebre
Opinión

Hitler no se percato que dos años antes de suicidarse, él mismo había infringido una estocada mortal a su barbarie. Solo era cosa de tiempo que Alemania terminara como lo hizo. Según documentos desclasificados, en abril de 1943 el Mariscal Erich Von Manstein, solido estratega nazi le informó en “la cueva del lobo” el daño hecho a las tropas alemanas desde el inicio de la guerra, incluyendo los primeros combates en progreso de lo que luego sería la histórica batalla de Kursk en Ucrania, su primera gran derrota.

Le dijo que las bajas alcanzaban los dos millones de soldados e igual numero de heridos y que habían perdido más de un tercio de los tanques, cañones, morteros y aviones, y que ese empeño contra los rusos en el frente oriental era suicida. Recomendó detenerse para rehacer la estrategia agotada de la Blitzkrieg y para reabastecer tropas, mandos y reponer suministros. Estaban perdiendo. Pedía dos pasos atrás para avanzar.

Pero el “genio” insiste, le importa nada sus fieles tropas, pierde desastrosamente, ignora la sugerencia y decide cuidar su trasero, da media vuelta y manda a rescatar a Mussolini que estaba asediado y preso en Sicilia por un golpe de Estado. Lo logra y lo reinstala en el poder, dándole largas al fascismo a un costo muy alto de partisanos y antiguos aliados, una masacre que no sirvió para nada. Igual los aliados llegaron otra vez por la isla y el Duce terminó como terminó. Era el ser mas repudiado de Europa después de él. Había elevado la apuesta al máximo sin sacar bien las cuentas, ustedes saben lo demás.

 

El otro quiebre

Para la historia quedara la derrota infringida por la oposición al régimen el 6D- 2015, la estocada mas certera a la revolución en sus 18 años de barbarie, -ellos la llaman espina- y los efectos también se hacen ver dos años después, como en el caso anterior. En este momento el líder rojo en capiti diminutio lo repudia casi 90% de venezolanos, sus huestes están divididas, y anteriores compañeros de su comandante adorado lo abandonaron. En desesperación dio un golpe de Estado. El Ministerio Publico se comporta institucionalmente, lo zarandea y le infringe un descabello en plaza llena que pide a gritos con pañuelo blanco en mano, dos orejas y rabo del toro macilento para la Dra y su institución. Pero lo más importante es que en sus delirios diarios no atina acción alguna contra opositores que no cause horror y repulsa en el mundo civilizado.

Cada vez mas solo en el concierto de naciones avanza en su proyecto macabro. No puede utilizar sus aviones transcontinentales- ni siquiera los continentales por sus cortos periplos-, tampoco su séquito puede derrochar lujos sin la lupa de mas de un millón de compatriotas regados por el mundo. Por eso le aplica a lideres opositores ilegal prohibición de salida, anula documentos y al estilo de Stalin les acorta la cuerda para tenerlos a mano. Huye hacia adelante con esa constituyente espuria que provoca una confrontación entre connacionales. Es un sociópata que reacciona al revés. Mal servicio le hizo al país quien le entregó la serie “House of card” para distraerlo. Asumo que fue el Dr Loco. Al igual que Francis Underwood enredado en sus mil trampas, aumentó la apuesta contra sus enemigos con terror, y carga en su conciencia muertes de jóvenes en las protestas que arden en el corazón decente de la republica que quieren eliminar.

No me queda la menor duda de que es la venganza por los sobrinos que se reunían con la guerrilla para distribuir sustancias perversas, mientras los estudiantes muertos se reunían con estudiantes y pueblo para distribuir esperanza. @mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
56 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon