Opinión
EXPOSICIÓN
Opinión

Bartolo Rojas fue uno de los personajes más representativos del ser margariteño durante la segunda mitad del siglo pasado; todavía se recuerdan muchas anécdotas que le tienen como protagonista. En una de las más conocidas se cuenta que durante una visita a Caracas, un amigo lo invita a una exposición; Bartolo acepta y luego de un rato en la galería de arte, un tanto aburrido, pregunta: “Compaió ¿cuál es la exposición?”. Un  tanto sorprendido el amigo responde: “pues esto Bartolo, estos cuadros y esculturas son la exposición”. Inmediatamente Bartolo replica: “¡Esto no es una exposición! ¡Exposición es venirse de Curazao en una balandra para meter un contrabando de whisky por Macanao! ¡Eso sí que es una exposición de verdad!”.

Con esta anécdota saludo a Reina Rada y a Rafaelito Tovar, quienes han hecho posible que la exposición “Con la Fe en Nueva Esparta” se haya materializado, por séptimo año, en los espacios del Museo Francisco Narváez. En el campo de las artes plásticas, este evento es el más importante que se produce en la Isla; el único de relevancia, nos atrevemos a decir, después de que la incuria alcanzó el rango de política cultural del gobierno regional. Por ello, mi reconocimiento a Reina, quien le pone tanto corazón al Museo; y a Rafaelito, quien continúa la tradición del generoso mecenazgo que prodigaba Fucho.

Lamentablemente me perdí el vernissage, porque coincidió con una marcha en contra del fraude constituyente. En esa protesta me encontré a un amigo con quien discutí sobre las acciones pertinentes para derrotar al despotismo de Maduro. Decía ese amigo (y aquí regresamos al sentido con que Bartolo entendía la palabra exposición) que lo que se decidiera hacer, debía diseñarse evitando exponer a quienes participaran en tales acciones.

Pienso (y se lo dije) que mi amigo se equivoca. No es posible vencer a la dictadura sin exponerse, sin asumir riesgos, sin poner carne propia en el asador. Por supuesto, no todos estamos llamados a ocupar la primera línea, pero cada uno, dentro del marco de nuestras posibilidades, está obligado a entregar el máximo aporte. Esta lucha no podrá ganarse delegando en otros la responsabilidad individual que nos corresponde.

Manuel Narvaez

64 Artículos