Opinión
Felipe González
Opinión

El actual gobierno de Venezuela pretende camuflarse en el principio de no intervención, el cual no respeta, para esconderle al mundo la realidad de lo que está ocurriendo en nuestro país con la violación flagrante de los derechos humanos a quienes están presos o exiliados por disentir de la gestión de este gobierno. Y cuando un líder de la talla de Felipe González, amigo de Venezuela y referencia universal de la socialdemocracia en el mundo, nos visita pidiendo respetuosamente diálogo y el restablecimiento de estos derechos, varios representantes del oficialismo, sin autoridad moral ni política para juzgar a este ilustre ciudadano del mundo, intentan descalificarlo personalmente con la intención de que la atención no se ponga en la verdad de lo que está ocurriendo en el país, sino en el contenido de las mentiras que inventan los que están quedando al descubierto ante la opinión internacional como falsos demócratas, capaces de cualquier atropello para tratar de preservar el ejercicio del poder.

Buscan una confrontación que distraiga la atención de la opinión pública nacional e internacional sobre hechos como el registrado en el Informe Anual de Provea 2014, según el cual “todos los indicadores socioeconómicos que contribuyeron con el crecimiento de la pobreza en 2013, empeoraron en el 2014, inflación, escasez de productos, estancamiento del empleo, reducción de recursos para las misiones, deterioro del servicio público nacional de salud y caída del ritmo de la construcción de viviendas”. Afirma ese informe que de acuerdo a esa tendencia, para finales del 2015 tendremos el mismo número de pobres del 2006, cuando se contabilizaron 10.954.595 personas en dicha situación.

Agrega el informe que de acuerdo a cifras del INE, entre 2008 y Diciembre de 2014 se acumuló una inflación de 727,74% en el costo de la canasta alimentaria, y expresa que en 12 años la inflación general acumulada es de 1.708,51%, y la de alimentos se ubica en 3.911,74%. Esa realidad que tanto sufrimiento y necesidad le causa al pueblo venezolano, no la pueden ocultar ofendiendo a quienes dejan su vida en paz en sus respectivos países, para tratar de ayudarnos a salir de esta grave crisis económica, política, de derechos humanos y de la falta de ética en el ejercicio del gobierno.

Tampoco pueden ocultar que Felipe González, por decisión popular fue electo jefe del gobierno español en 4 elecciones generales en los años: 1982, 1986, 1989 y 1993, siendo el mandato más largo de un jefe de gobierno español en la historia moderna de la democracia española. Es reconocido como un gran líder, no solo en España y en Europa, sino en el mundo, y por supuesto no va  a dedicar su tiempo a contestar las sandeces con las cuales pretenden ofenderlo.

Es importante que los venezolanos sepan que él fue detenido por la dictadura de Franco en 1971, y combatió esa dictadura utilizando el alias “Isidoro”, con el cual se hizo famoso; es decir, se formó combatiendo dictaduras. Los historiadores españoles lo reconocen como el Jefe de gobierno que consolidó la transición real de la dictadura a la democracia moderna, proceso que se había iniciado en 1975. En 1985 culminó las negociaciones para la integración de España a la Comunidad Económica Europea, en la actualidad Unión Europea; tras esa adhesión, se produjo en España un período de prosperidad económica, en el que durante cinco años seguido logró el mayor índice de crecimiento de toda la comunidad.

En su gestión como gobernante, España pasó de ser el Estado más centralista de Europa a uno de los más descentralizados, lo cual se expresó tanto en la distribución del gasto público, como en la transferencia de competencias a las comunidades autónomas que hasta ese momento venía ejerciendo el poder central. Durante su gobierno propuso y fue aprobada la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, la cual impulsó el avance de la educación de calidad de orientación plural, al igual que la Ley de Reforma Universitaria que concedió una amplia autonomía económica y académica a las universidades. Ha recibido diferentes reconocimientos a sus méritos aunque por razón de sus principios, no aceptó el título nobiliario que le ofreció el Rey Juan Carlos, pero si recibió de Fidel Castro la Orden José Martí el 14 de Noviembre de 1986. El 14 de Diciembre de 2007 los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, designaron a Felipe González Presidente del Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa, y cuando el presidente Maduro se extraña de que a Felipe González lo haya venido a buscar en Caracas un avión de la Presidencia de Colombia, es porque no sabía que en diciembre del 2014, el Presidente Santos le otorgó la nacionalidad colombiana.

Omar Barboza

42 Artículos