Opinión
GARANTIZAR EL FUTURO
Opinión

Por: Román Ibarra

@romanibarra

Para: Diario 2001

En medio de la realización del paro cívico de 48 horas convocado por la MUD, para presionar al gobierno para el retiro de su propuesta de asamblea nacional constituyente fraudulenta, rechazada por más del 90% de la población venezolana, reaparece el ex presidente Rodríguez Zapatero, trayendo una propuesta del gobierno de Maduro para procurar un acuerdo con la mayoría democrática que ponga fin a la crisis política existente.

Ofrece la realización de elecciones de gobernadores y alcaldes este año 2017, y elecciones presidenciales en 2018, a cambio del retiro de su propuesta de ANC. Visto así, a secas, suena muy insuficiente, pero como propuesta al fin, puede ser mejorada con una contrapropuesta de parte de los factores representados en la MUD, que revele los intereses de la oposición.

Es harto conocida la agenda de la MUD al respecto, y consiste en: el ingreso de ayuda humanitaria urgente a nuestro país, para aliviar la crisis alimentaria, y de medicinas para paliar el hambre y enfermedades de los sectores  más vulnerables de la sociedad; liberación de los presos políticos; elecciones de gobernadores, y alcaldes (aunque algunos añaden elecciones generales anticipadas); respeto pleno a la AN, y designación de magistrados del TSJ de conformidad con la Constitución.

Atendiendo a la consulta popular realizada el 16 de julio-17, la AN procedió a designar los magistrados del TSJ, con lo cual, se produjo otra crisis de gobernabilidad, según la cual, el gobierno, a través de su brazo judicial, ordenó el encarcelamiento de los seleccionados, y con ello una nueva sensación de ¨juego trancado¨, que solo puede ser desmontado por un acuerdo político, que aún no se vislumbra.

Lo cierto es que mientras se espera que se produzca un acuerdo, sectores radicalizados de ambos bandos –por su visión e intereses- obstaculizan y satanizan la posibilidad de cualquier arreglo, sin importar que de manera paralela el gobierno suba el precio de sus ¨acciones¨ en juego, con la represión sistemática y el crecimiento exponencial de víctimas por sometimiento a juicio (ilegal y violatorio de la Constitución), heridos, y muertes (todas injustas e innecesarias).

Nunca habrá un acuerdo perfecto, pero es preferible uno imperfecto que acabe con la crisis y nos permita avanzar en la reconquista de la democracia. Aunque no lo deseo ni un segundo más en Miraflores, qué importa si su condición es quedarse hasta el fin de su período, si con la realización de elecciones de gobernadores podemos pasar de 3 que tenemos ahora, a 20, o más gobernantes regionales; del mismo modo, si con la realización de las elecciones de Alcaldes podemos ganar más de 200, o 250 alcaldías de las 335 existentes?

Por qué satanizar la posibilidad de llegar a una negociación que permita el ingreso de alimentos y medicinas suficientes para el alivio de la población?

Es que acaso es preferible que se tranque el juego de manera definitiva, y siga creciendo la cifra de muertos, heridos, y sometidos a juicio de manera arbitraria, como es la costumbre de este gobierno corrompido hasta los huesos y sin sensibilidad por el prójimo?

A riesgo de la crítica más feroz, me inclino por buscar salidas políticas a la crisis, aunque no sean perfectas como he dicho, siempre que con ello retomemos el cauce democrático, y metamos al gobierno en el cinturón de la Constitución hasta derrotarlo finalmente en 2018, mediante elecciones libres. Solo le pido a Dios, y a nuestros compatriotas, ayuda para que se cristalice una negociación que acabe con la muerte de nuestra gente. Más racionalidad y menos emoción!!

 

 

 

Roman Ibarra

42 Artículos