Opinión
La carta del triunfo. @garciasim
Opinión

El juego de cartas llega a un final que será el comienzo de la Gran Transformación de Venezuela.  La campaña ha sido atípica. Se ha desarrollado en condiciones de autoritarismo electoral y con una población inducida a defenderse de una crisis que la coloca al borde de la sobrevivencia. Es una idiotez concebirla como una fiesta electoral.

El gobierno está abriendo el chorro populista para soplar una burbuja de falsas ilusiones con aumentos de sueldo y bonos que se evaporan, la bolsa Clap, combos y ferias antes del 20 de mayo.  Pero no hay dinero que modifique la convicción colectiva de que dejar a Maduro profundizará el infierno que nos achicharra. Sólo una franja de mentes ideologizadas y de enchufados, esta dispuesta a votar por el régimen. Siete de cada 10 venezolanos quiere ponerle fin a una tragedia que los arruina personalmente, lleva a la miseria a su familia y destruye todo su entorno.

La situación venezolana está generando un nuevo tipo de transición. La fractura del bloque de poder no ha reventado por arriba, pese a los astillamientos que se están pronunciando a favor de Falcón. Las pugnas existen, pero no se ha producido un evento cumbre que las explote. Un intento madurista de  desconocer un triunfo de Falcón podría ser ese detonante, en particular en una Fuerza Armada que mira la conveniencia de su reinstitucionalización.

Falcón es la única posibilidad de abrir una transición pacífica a partir de un Nuevo entendimiento Nacional que unifique a venezolanos que han defendido proyectos enfrentados. El ascenso sistemático de la candidatura de Falcón refleja a una mayoría de ciudadanos que están usando el voto para minimizar o eliminar la amenaza contra sus condiciones de vida. Se desprenden de la separación entre opositores y chavistas, y unos y otros se inclinan a votar por Falcón, quien al margen de atributos personales, es la opción que asegura cambios económicos y políticos que nos saquen de la crisis humanitaria y democrática.

La sociedad requiere gobernabilidad con producción, libertad con solidaridad hacia los estratos sociales, sectores económicos y grupos humanos que han sido víctimas deMaduro. En esta victimización indiscriminada nace el revire en una pirámide que ya no puede soportar el peso de los privilegios de las cúpulas que viven en dólares. Entre los que no saben si van a comer el día de mañana, se está produciendo una corrida subterránea que favorece a Falcón.

El 20 de mayo el país va a cobrar sus sufrimientos. Su voto abrirá una transición. Falcón es la expresión de esa época de cambio. Para ganar le basta concentrarse en sus propuestas y demostrar que la información del auditor externo del padrón de testigos, el politólogo Jesús González, de que alcanzaron cubrir el 92% de las mesas, es la punta de una avalancha que va a triunfar. Si es así, ojalá que no haya trucos bajando la baranda y que la calle pueda celebrar en paz. .

@garciasim

 

 

Simon Garcia

24 Artículos