Opinión
La Comedia
Opinión

Los griegos que no pegan una desde las Guerras Médicas, -cuyo epítome hasta cinematográfico fue la batalla de las Termópilas-,  inventaron la tragedia y la comedia para divertir a los ciudadanos. Característica principal de la comedia es que el protagonista es un común mentiroso, charlatán, fanfarrón y pícaro, sin moral, obvio. Muestra exagerados nuestros vicios y sus temas recurrentes son el engaño, el robo, la burla y la estafa. En la tragedia por el contrario el personaje principal tiene un profundo sentido ético. Muchos siglos antes de la aparición del teatro, Homero fue el mejor expositor del drama humano en la Ilíada con Aquiles, Agamenón y Príamo y en la Odisea con Telémaco, Calipso y Ulises.

 

Por aquí el director de la orquesta que además no lo es, hace que el violín suene como bajo, la trompeta como flauta y lo que se escucha es distorsión. Comedia es ese escándalo seudonacionalista pre electoral con la Guyana Esequiba, el galáctico la entregó completa a sus camaradas que hoy no están en el gobierno. En la comedia 20 mil colombianos pobres de solemnidad tenían en jaque la economía del país armado hasta los dientes  de chatarra rusa. Estos comediantes viven de la mentira con patas cortas, con  show incluido, pero ignoran que todo tiene límite, hasta la locura y el abismo tienen fondo, pero practican el suicidio con alevosía.

 

Un bombillo cuesta el triple de un recibo de luz y un aire acondicionado vale cuatro veces menos que su instalación (claro el subsidiado) En revolución nada el ave y vuela el pez y nadie hace lo que le corresponde. Tenemos dos presidentes, tres cancilleres, varios presidentes de Pdvsa.

 

Se llamaba  SA

 

Todos quieren estar en el gobierno colegiado en el que nadie trabaja, van a sus despachos a firmar cheques y puntos de cuenta para beneficiar a sus entornos. Lo demás es cuento chino. Quienes tenían que proteger el bolívar, promovieron el saqueo de las reservas, quienes tenían que proteger la frontera, son los reyes del contrabando, los gobernadores no representan a sus estados porque todo está centralizado. Uno de los presidentes no puede tomar decisiones porque al otro no le da la gana o por que le gusta ser radical. Ahhh! y los diputados no hablan. El galáctico sabía retroceder en ocasiones cuando instalaba el maléfico proyecto de Giordani para quebrar una de la naciones más ricas del planeta, que logró hasta en ausencia absoluta. Bárbaro. Van a misa pero todos saben que no son cristianos, llaman fascistas  a la oposición y ellos lo son.

 

Hitler tenía las SA, sus unidades de respuesta inmediata contra disidentes y judíos, esas mismas que ahora son los colectivos armados de en Venezuela. Hitler también marcaba casas, encarcelaba  y promovía el éxodo de inconformes. Este de aquí intenta hablar como el galáctico sin éxito pero tiene las mismas poses que practica y mucho. Hitler lo hacía con su fotógrafo Heinrich Hoffmann, imitaba el histrionismo de los actores de las  operas de Wagner que después utilizaba en sus locos discursos. Decía que la masa era una mujer ignorante falta de cariño había que inculcarles odio. El bigote y el método se parecen mucho con demasiado.

 

Pura farsa y libretos de baja calidad, pero dañinos, muy dañinos, ya todo el mundo lo sabe. Ese del descuartizador cooperante ya olvidado, no tiene nombre, pero definió la catadura moral, la capacidad para descender en la escala zoológica. La producción de bienes y servicios se traduce en facturas  y de eso viven las sociedades.

 

Son minoría

 

Salvo por los miembros del régimen y sus pocos allegados, no hay una sola familia que no haya afectado la revolución. Muerte, robo, escasez, inflación, desmejoramiento de sus condiciones básicas de vida, falta de luz, agua, desempleo y por último el auto exilio, la emigración, son factores muy pesados para una sociedad que no se lo merecía, donde no ha habido una guerra ni un terremoto a gran escala, solo una revolución, como todas destructiva, que aplica anti-valores y vivimos sus peores consecuencias. La calle pide a gritos cambio. Hay que pasar factura el 6D. La impactante carta que le mando el Secretario de la OEA al que manda su familia al medico en aviones del gobierno y su niñera esta armada, le pide al oficialismo respetar a las minorías que somos la oposición , pero la revolución ya es minoría, no lo quiere reconocer ,les duele, no se quieren medir.

 

Por eso eliminan la elección directa de los diputados al Parlatino y compran una tarjeta de unidad chimba para engañar ,por eso no quieren observación internacional sino de Rusia, China, Bolivia y Argentina, sus cómplices, como si nadie los estuviera viendo.   La OEA sabe que la revolución es minoría desde hace tiempo y más temprano tocará defenderle a sus líderes sus derechos esos que no le dan a los políticos en exilio y que aquí apresan y persiguen por pensar distinto en pleno siglo 21. Esa carta es una comedia.

 

Eso si! son expertos en vender desesperanza. Según Dante en la Divina Comedia, en la puerta del infierno había un letrero inmenso que decía “abandone aquí toda esperanza”. En la octava paila medraban los fraudulentos, corruptos, ladrones y falsos profetas, y en la novena los traidores. Eso fue hace 800 años… ¿qué de cosas no?

 

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
40 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon