Opinión
La crisis y la conducción política
Opinión

A la profundización de la crisis social y económica se le agregó, como agravante de la crisis política, la maniobra del Gobierno para impedir que, con motivo del revocatorio, el pueblo pudiera decidir sobre la continuación o no de Maduro como presidente de la República, lo cual constituye un grave indicio de que el oficialismo está dispuesto, violando la Constitución, a cerrar la vía electoral como solución civilizada a la tragedia que hoy sufre el pueblo venezolano.

Ante una circunstancia tan compleja y frente al compromiso que tenemos de lograr el cambio político por la vía democrática, nos surgen preocupaciones crecientes. Empezando por observar que, a partir del gran triunfo obtenido en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, se empieza a expresar dentro de factores que conformamos la Unidad Democrática estrategias particulares de diferentes partidos o de sus líderes, que ponen en riesgo la necesidad de actuar juntos para desarrollar una estrategia común, aunque con el estilo que cada factor o dirigente ponga en práctica. Esa situación hace que los seguidores de la Unidad perciban mensajes diferentes de parte de los dirigentes de la MUD, que muchas veces -en vez de orientar- confunden a quienes tienen sus esperanzas puestas en nuestra actuación dentro de una conducción política coherente en función del gran objetivo del cambio para beneficio del país y su futuro, y no al servicio de otros intereses.

Esa situación debilita la capacidad de la Unidad para que sus decisiones sean eficientes, y más bien los anuncios se convierten en frustraciones inconvenientes en muchos casos para la continuación de la lucha. Igualmente, debemos mantener firmes nuestras actuaciones dentro del marco constitucional sin caer en la tentación de ponernos al margen de ella en los métodos o decisiones que tomemos para impulsar el cambio. Con ello, preservaremos la legitimidad que sustenta nuestra lucha por rescatar la vigencia de la Constitución, junto con la defensa de los derechos económicos y sociales de todos.

Es urgente restablecer la conducción política unitaria de la oposición venezolana sobre las mismas bases que nos condujeron al triunfo del 6 de diciembre de 2015, las cuales debemos retomar comenzando por discutir y acordar una estrategia común que cada quien aplique según sus circunstancias.

barbozaomar@yahoo.com

Omar Barboza

53 Artículos