Opinión
La Educación y El Futuro(II). Por Florencia Marcano Salazar.
Opinión

 

La educación -al igual que la paz-, no debe ser utilizada como discurso o propaganda, la educación es un compromiso con el futuro, que, como todo compromiso, se honra con hechos. Queremos saber cuál o cómo será el futuro de nuestra nación, prestemos atención a cómo se desarrolla la educación en todos los niveles formativos y conseguiremos interesantes respuestas, así como oportunidades para corregir lo que esté mal o reforzar y ampliar lo que esté generando resultados positivos.

 

La educación, es la mejor manera de comprender el mundo que nos rodea y a la vez, es la  mejor forma de crear cambios en él. Si la educación de un país es deficiente y no se encuentra entre las prioridades, entonces puede vislumbrarse que el futuro de esa nación será sombrío y poco productivo; en cambio si la educación -en todos sus niveles- está enfocada a la proactividad y la excelencia en todas las áreas posibles de desarrollo, podemos tener total seguridad de que será un futuro de esplendor y progreso lo que le espera a esa nación. He ahí la importancia de invertir esfuerzos en esta relación de aprendizaje de doble vía, porque todo el que enseña, aprende, así como todo el que aprende también enseña. Es una relación donde cada uno debe hacer su parte, su esfuerzo para obtener los resultados deseados y planteados.

 

Nos encontramos en el siglo XXI, siglo conocido con el subtítulo de “Era de la información y la comunicación”, es incomprensible como aún hay niños y jóvenes sin las oportunidades para cambiar su vida de manera pacífica y positiva a través de la educación, así como tampoco se puede comprender, cómo es posible que las dinámicas y sistemas educativos han evolucionado tan poco con relación a los tiempos y a las grandes herramientas que nos ofrecen los desarrollos tecnológicos y de telecomunicaciones, al igual que las fuentes de información. Unir tecnología -en cuanto a la obtención de información- y educación es una de las mejores formas de alcanzar el progreso.

 

La educación debe acrecentar el deseo de cada uno en encontrar su verdadero lugar en el mundo, su aporte a la sociedad y a su país; la educación debe crear soñadores que impulsen cambios con realidades; la educación debe fomentar sueños que una vez alcanzados, permiten colgar una nueva estrella que seguir en el horizonte formativo de los niños y jóvenes. Las estructuras educativas deben impulsar que cada quien encuentre y despliegue las alas de sus propias capacidades. No se debe nunca “encasillar”, coartar, “etiquetar” o impedir el libre desarrollo de habilidades culturales, científicas, tecnológicas, literarias, y de todas las áreas posibles de estudio; en cambio, de ser necesario, se debe impulsar la creación de nuevas y desconocidas áreas donde exista el interés y el compromiso.

 

El camino para una sociedad, un país y un mundo mejor es y será siempre la educación, la formación académica y el desarrollo cultural de los ciudadanos. Cada generación enseña a la siguiente, en función a eso enseñemos lo mejor, hagamos la verdadera diferencia y aportemos para transformar el mundo y sus sociedades, orientemos nuestros esfuerzos hacia una educación que evolucione con el tiempo y los desarrollos tecnológicos y científicos, una educación dinámica que no pierda, jamás, su empatía y su sentido humanista.

 

Gracias. Muchas Gracias.

 

Florencia Marcano Salazar.

@FlorMarSal

Dossier 33

16150 Artículos