Opinión
La receta del puerco frito
Opinión

Ucronía es un género literario para imaginar la marcha de la historia sobre la base hechos que nunca sucedieron. Para comenzar se utiliza un punto de referencia, un suceso histórico que se explica en forma diferente a como ocurrió en realidad y se llama punto jonbar. Esta revolución mala y exagerada parte de dos notables  y dolorosos puntos jonbar, a los que les aplicaron también las técnicas de Goebbels, y de ellas construyeron una falsa  historia, creíble para la ignorancia colectiva. Ni el 27 de febrero de 1989 comenzó la revolución bolivariana, ni el 4 de febrero de 1992 fue la gran  batalla que ganó el chavismo.

Entre torpezas y hechos

Tropiezos, equivocaciones sin brújula como las de un boxeador mareado en el primer round, las fuerzas democráticas  permiten que el chavismo consolide una matriz de opinión a favor. Y entre gallos y media noche se hace de una maquinaria electoral imbatible financiada con dineros públicos, utilizando el populismo y el adoctrinamiento sin discreción. Violando la ley electoral lanza una bien pensada publicidad permanente, financiada por contratistas brasileños que les da triunfos consecutivos,. Entonces  llega la plena bonanza petrolera y con ella el club de amigos comunistas del mundo consigue una megabombona de oxigeno puro y  trajeron sus ingredientes para la receta mortal. La fiesta había comenzado.

La cama estaba hecha

Con las cuentas abarrotadas la revolución corrompe al estamento militar y a los propios líderes de su partido y aliados, y manda a elaborar  expedientes secretos para extorsionarlos.  Expropia (roba)  grandes haciendas del país y también a  compañías transnacionales productoras de alimentos aguas abajo,. Estrangula la economía y hace huir a la clase media, el capital humano mejor  preparado de América latina.  Pero como todo se acaba, con el despilfarro, las cuentas y tierras arrasadas, nos deja en manos de las importaciones de alimentos, y comparte el poder y los turbios beneficios con los altos mandos militares chantajeados. Se auto financian con el tipo de cambio, eliminan a la empresa privada nacional y quiebran  la oposición. Al caer el precio del petrolero quedan desnudos y no hay de otra, se quitan la careta, imponen  la dictadura y violan masivamente los DDHH. Habíamos repetido la receta isleña. Comeremos puerco frito en aceite de palma y plátanos por mucho tiempo si no dejamos de equivocarnos. Salirse de la olla de escorpiones desesperados es lo conducente. @mcarrillodeleon

Manuel Carrillo De León

Venezolano observador.
58 Artículos
mcarrillodeleon
mcarrillodeleon