Opinión
Llueve… pero escampa: Vade retro Nicolás
Opinión

@yilales

Al escribir estas líneas aún se desconocen las rutas a seguir, la actitud de la gente y, en definitiva, lo que ocurrirá el 1 de septiembre cuando exigiremos se respete la constitución y se nos permita ejercer el derecho a evaluar la gestión de la caterva que desgobierna a Venezuela.

No puedo aseverar que este será el apocalipsis del Socialismo del Siglo XXI o que estaremos ante la cruzada final para arrasar con los impuros engendros revolucionarios pero sí que daremos un paso muy importante para lograrlo.

Ese exmaestro, ahora devenido en nigromante, debe saber que sí alguien no estudia, no hace la tarea, se jubila y usa las chuletas de algún chulo del Caribe, tiene todas las posibilidades de salir reprobado en la evaluación aunque se encomiende a todo el santoral o regale baratijas en bolsas CLAP.

La evaluación electoral del peor administrador de nuestra etapa republicana llegará, y cuanto antes mejor, si es que previamente no ocurre alguna situación sobrevenida que distienda sus obreras tripas que, por el tamaño de sus deposiciones, deben recorrer toda su mofletuda humanidad y el susodicho decidiera embarcarse en la Mula Sagrada, y la llamo así sin alusiones personales o porque él tenga familiares agarrados con los polvos en las manos sino para seguir la tradición y darle un nombre a la aeronave presidencial.

Están raspados

Valórelos en seguridad, abastecimiento y transparencia administrativa; en educación; en economía; en salud o en otras áreas como turismo, relaciones internacionales, industria petrolera y minería, medio ambiente y derechos humanos, para que se percate que ni que sume todas las notas llegan a 9,5 puntos, es decir, están raspados, aplazados y, como se decía, sin derecho a reparar.

Tan mal evaluados están que nadie los toma medianamente en serio: anuncian la designación de generales que se encargarán de los rubros alimentarios y uno duda que esos nombramientos saldrán en el resumen curricular como el general de las caraotas, del huevo o de la yuca o hablan de que van a hacer una película sobre el cadáver insepulto y unánimemente se piensa que Linda Blair puede hacer de la Fosforito, que Jared Leto, luego de su experiencia como El Guasón, podría interpretar a un manipulador, mentiroso y perturbado siquiatra o que se le pueda solicitar al Chapo Guzmán, por su conocimiento en los negocios, que interprete al Chapo Furrial o Full Real.

Esta semana un sacerdote peregrino y unos indígenas sin arco ni flecha empezaron a movilizarse para Caracas y al gobierno no se le ocurrió otra cosa que obstaculizar su derecho al libre tránsito con militares, milicias (los camisas pardas bolivarianos) y policías; los rojos paramilitares, chavistas y fascistas (disculpen el pleonasmo) amenazan al presidente de la FCU de la UCV, Hasler Iglesias, con volantes y panfletos por convocar a una concentración estudiantil; a la asambleísta y precandidata ecuatoriana Cynthia Viteri la deportan como sí de una delincuente común se tratara y revocan la medida sustitutiva de libertad de Daniel Ceballos en una muestra de su voluntad para exacerbar a sus huestes radicales.

Si eso ocurre por la actitud valiente y decidida de un estudiante, un sacerdote, unos cuantos indígenas desarmados, un líder político y una parlamentaria extranjera, imaginen el movimiento telúrico que sentirán en Miraflores cuando los venezolanos, como San Benito Abad, a una sola voz, gritemos: Vade retro Nicolás.

Llueve… pero escampa

Miguel Yilales

21 Artículos