Opinión
¿Los líderes…..deben saber de todo?
Opinión

 

Permítame compartir con ustedes, una historia real sobre Henry Ford. Durante la Primera guerra mundial, un periódico publicó ciertos editoriales en los que se decía que Henry Ford era «un pacifista ignorante».

Ford los demandó por injurias.

En el juicio, los abogados del periódico trataron de demostrar que si bien tenía una preparación muy especializada en su sector, en realidad carecía de conocimientos generales.

Y para demostrar que era un ignorante le hicieron una serie de preguntas del tipo: ¿Quién fue Benedict Arnold? o ¿Cuántos soldados británicos se enviaron a América para sofocar la rebelión de 1776?

En respuesta a la última pregunta, Ford respondió: «No sé el número exacto de soldados británicos enviados a América, pero he oído decir que era un número considerablemente mayor del que regresó.»

Pasaba el tiempo y Ford terminó cansándose del tipo de preguntas. Tras una particularmente ofensiva, respondió al abogado:

«Si realmente quisiera contestar a la pregunta tonta que me acaba de realizar, o a cualquiera de las otras preguntas que me han estado haciendo, permítame recordarle que tengo sobre mi escritorio una hilera de botones. Y pulsando sobre cualquiera de ellos puedo citar a hombres de mi confianza para que respondan a cualquier pregunta que desee hacerles sobre el negocio al que dedico mis esfuerzos. Entonces, ¿sería tan amable de decirme por qué debo saturar mi mente con conocimientos generales para responder a sus preguntas, cuando tengo personas a mi alrededor que me pueden proporcionar en cualquier momento el conocimiento que necesito? »

Esta aleccionadora respuesta del reconocido Henry Ford, representa una enorme verdad para los líderes, gerentes, ejecutivos y personas que ocupen responsabilidades en sus vidas

Es un grave error, aunque bastante difundido, el pretender saber de todo, conocer todos los detalles de sus empresas u organizaciones y querer llevar el “control” de cada detalle que ocurre en la vida de sus instituciones.

Los ejecutivos, gerentes y supervisores modernos han entendido que el éxito de sus gestiones se apoya en la conformación de adecuados equipos de profesionales bien preparados y el disponer de un valioso y multidisciplinario equipo de colaboradores que les puedan dar los “alertas”, observaciones, recomendaciones y sugerencias que les ayuden a tomar acertadas decisiones.

De tal forma, mis apreciados lectores, que tener acierto en la escogencia de esos “expertos” en diversos temas y que le sirvan de soporte y apoyo, resulta crucial para los resultados de la gestión de un líder o persona que dirige cualquier institución.

Otro aspecto crucial para el buen desempeño de un gerente, es la efectiva delegación que le permita apoyarse en sus colaboradores. La delegación es una herramienta muy adecuada para descargar al gerente o supervisor de muchas actividades y tareas, con lo cual dispondría de mayor tiempo para la planificación y las actividades más estratégicas para la organización. La delegación también permite formar a sus colaboradores e irles dando la oportunidad de participar en la toma de las decisiones esenciales para la empresa y así, se van formando los futuros relevos del ejecutivo.

Por tanto, saber apoyarse en personas conocedoras y una acertada delegación, son herramientas claves para el éxito de los gerentes y supervisores. No le parece mi apreciado lector?

 

Waldo Negron

10 Artículos
@Waldo_Negron
@Waldo_Negron